Comercio internacional

Autor: Roberto Garita

Globalización

29-11-2006  

Descargar Original

Documento que presenta la teoría económica del comercio internacional y analiza acuerdos comerciales y tratados de libre comercio especialmente de Costa Rica y Centro América.

1. INTRODUCCIÓN

Hoy en día, es esencial mantener un buen desempeño de las relaciones internacionales en el desarrollo político, comercial y cultural, para el logro del desarrollo integral de los países.

No hay una sola nación que pueda considerarse autosuficiente por si misma y que no necesite del apoyo de los demás países, aun las naciones más ricas necesitan recursos de los cuales carecen, y que por medio de las negociaciones y acuerdos mundiales suplen sus necesidades.

El desarrollo del comercio internacional hace que los países prosperen, al aprovechar los activos que producen mejor, para luego intercambiarlos con otros países, que a su vez ellos producen mejor, de eso se trata la actividad comercial. Ningún país puede cerrar totalmente sus fronteras económicas, debido a que pueda producir por sí solo todos los bienes y servicios que requieren las demandas sociales.

1.1 Teoría económica y la relación con el comercio internacional

La economía es la ciencia social que se ocupa de la asignación mas eficiente de los recursos (escasos) que poseemos para la obtención de determinados objetivos. Una teoría es un conjunto de definiciones, supuestos e hipótesis acerca del comportamiento de determinado fenómeno. La teoría económica es una ciencia social que estudia principalmente de qué modo la sociedad elige emplear sus recursos limitados, que son susceptibles de usos alternativos para producir bienes y servicios para el consumo, presente y futuro. Adicionalmente, la teoría económica general se ocupa de los problemas de una sola economía cerrada.

Todos los países, incluidos los más pobres, tienen activos: humanos, industriales, naturales y financieros, que pueden emplear para producir bienes y servicios para sus mercados internos o para competir en el exterior. La economía nos enseña que podemos beneficiarnos cuando esas mercancías y servicios se comercializan. Dicho de otra manera, el principio de la ventaja comparativa significa que los países prosperan, en primer lugar, aprovechando sus activos para concentrarse en lo que pueden producir mejor, y después intercambiando estos productos por los productos que otros países producen mejor; de esta manera se establece el vínculo comercial entre los diferentes países.

1.2 Definición y alcance del comercio internacional

Desde que el hombre tiene necesidades, surge el comercio. Estas necesidades son las de comer, vestirse, protegerse, ya sea de las inclemencias del clima o de otros. Al darse cuenta el hombre de que no todo lo que tenia a su alcance era suficiente vio la manera de cómo cubrir esa necesidad a través de otro, él cual si tuviera el acceso a eso que necesitara, a esto se le llamo “trueque.

A partir de ahí podemos decir que apareció el comercio, desde ese momento el hombre partió para establecer diferentes formas de comercio. Al establecer diferentes formas de comercio, empezó a reflexionar, a estudiarse a sí mismo y la manera de cómo mejorar a través de él.

Algunos autores, como el profesor español Francisco Mochón, define al comercio internacional como "el intercambio de bienes, servicios y capitales entre los diferentes países”.

Samuelson y Nordmaus definen al comercio internacional como "… el proceso por el que los países importan y exportan bienes, servicios y capital financiero…".

El comercio se divide en 2 categorías:

a. El comercio doméstico: es el intercambio de bienes y servicios al interior de un país.
b. Comercio internacional: consiste en el intercambio de bienes y servicios de un país con otro. Este se basa en la especialización de producir un bien y a una división de trabajo, dependiendo de las necesidades que tiene cada país.

Los bienes que un país importa, pueden ser bienes que otros países producen más barato que el país importador y/o bienes que el país importador definitivamente no puede producir.

El comercio acentúa la competencia de los mercados, obliga a las empresas a reducir sus costos y precios, y a modificar la producción con nuevas tecnologías.

1.3 Temas vinculados con el comercio internacional

Ni Platón, Aristóteles o Santo Tomás de Aquino dijeron una palabra sobre el comercio internacional. Ellos se refirieron a otros problemas o principios relacionados con el orden económico, pero no al comercio internacional, porque, en aquellas épocas, era considerado como un oficio vil.

Los primeros antecedentes premodernos del comercio internacional pueden fijarse en el intercambio mediterráneo de la baja Edad Media, en el que Génova, Venecia y Pisa ocuparon puestos relevantes a raíz de las últimas cruzadas (siglo XIII), que activaron en gran medida el tráfico en el Mediterráneo. Estas ciudades sirvieron como puntos de enlace con Oriente. Entre los bienes que se comercializaban estaban los bienes de lujo como el oro, la plata, la seda, especies y productos de porcelana.

Este comercio medieval de alcance europeo, alcanzó un alto grado de florecimiento a finales del siglo XIV, pero se vio muy afectado por la presión de los turcos desde Oriente y en no menor medida por las guerras europeas del siglo XV.

El gran salto hacia un futuro comercial mundial se habría de producir hacia finales del siglo XV con el avance de los pueblos ibéricos en la ruta de las Indias (Portugal) y de América (principalmente España). Fue hasta fines de 1492 cuando nace el Comercio Mundial con el descubrimiento de América, con lo cual se dio un desarrollo en España y Portugal. Sin embargo, aún con el control de grandes territorios, ambos países no se convirtieron en metrópolis industriales y comerciales, resultado de ciertos factores políticos y sociales en el continente, dando lugar a que Holanda surgiera como una nueva potencia comercial.

En el siglo XVI, el comercio internacional comienza a afirmarse, en especial en Holanda, Francia y España. A partir de allí se inician las primeras manifestaciones de un nacionalismo muy acentuado y, con ello, las primeras teorías sobre el comercio internacional.

1.4 Intercambio compensado

En las últimos años se ha despertado un creciente interés por “el comercio de contrapartida” (conceptualmente se parece al Intercambio Compensado, para expresar el establecimiento de vínculos condicionales entre corrientes de importación y exportación) en Centroamérica estipulado por la profundidad de la crisis regional. Nos remontamos a la coyuntura de los años treinta y del periodo de la segunda post-guerra, pero con mayor intensidad aún, a los agudos problemas de financiamiento externo y del comercio internacional vividos durante esa época, estructuralmente las economías eran incapaces de mantenerse a flote. Factores como: el alza en los precios del petróleo y de sus derivados, combinados con la caída en los volúmenes de exportaciones de los productos tradicionales, crecientes déficit en balanzas comerciales, alzas en tasas de interés, incremento de deudas externas, entre otros. Los aspectos políticos coadyuvaron a reforzar el fenómeno; la falta de divisas tuvo claras repercusiones directas sobre la desintegración regional.

A partir de 1981, los países deudores en el comercio intrarregional enfrentaron problemas para cubrir sus saldos, pero el problema fue resuelto, primero bilateralmente y luego multilateralmente mediante mecanismos del Fondo Centroamericano del Mercado Común.

En la búsqueda de soluciones para estas dificultades, los países centroamericanos han venido experimentando algunas modalidades de comercio de contrapartida, no solamente con el objetivo de mantener su comercio con el resto de países de la región, sino que también para ampliar el comercio y abrir nuevos mercados fuera de la actual región.

2. Teorías para el comercio internacional

2.1 Visión mercantilista del comercio

Para los mercantilistas el comercio entre naciones tenia sentido solamente si su ejecución generaba un excedente en metales preciosos, como se menciono antes. La fuente de riqueza estaba en el comercio mundial superavitario. Un país que tuviera un exceso de exportaciones sobre importaciones, o sea, una balanza comercial positiva, podía hacerle frente al pago de sus importaciones, y además quedarse con un excedente de oro para el Estado. Lo contrario, importaciones mayores a las exportaciones era considerado como empobrecimiento. Por este motivo los mercantilistas recomendaban al Estado que restringiera las importaciones y fomentara las exportaciones. Para lograr este objetivo se establecieron aranceles elevados, monopolios comerciales y navieros para determinados artículos, cuotas, entre otros.

2.2 Ventajas absoluta y relativa

Adam Smith filósofo inglés, fue uno de los primeros pensadores del siglo XVII que ataco abiertamente los controles al comercio internacional y lucho contra la imposición de aranceles elevados, monopolios y prohibiciones propias del periodo. Smith propuso varias teorías contra los argumentos mercantilistas. La teoría de las motivaciones individuales que por muy egoísta que sonara, resultaba de beneficio para la sociedad en general; indicaba que el interés privado personal produciría un aumento del progreso por cuanto las personas ahorrarían más con el propósito de elevar su propia posición. Este incremento del ahorro aumentaría la acumulación de capital de la nación, que a la postre, si este exceso de capital se utiliza eficientemente la producción de la economía aumentaría.

Smith era un fiel creyente de que el precio de los bienes estaba determinado primordialmente por el costo de la mano de obra; pero si a este se le agregan los costos de ventas y las ganancias darían como resultado lo que llamaba el precio natural.

Ahora bien, cualquier diferencia entre el precio natural y el precio de mercado de un bien, seria inmediatamente corregida por las fuerzas de mercado (oferta y demanda).

Otro de los grandes aportes de Smith fue la llamada ventaja absoluta, que consistía en que cada país se especializara en producir los bienes que le resultaran más baratos en función de los costos de mano de obra. De esta manera cada país podría importar los bienes que se produjeran en el exterior a un menor costo, en términos de recursos, que producirlos internamente.

David Ricardo al igual que Smith, apoyaba la teoría de la acumulación del capital. Ambos convergían en el hecho que la libertad económica proporcionaba mayores ganancias que un régimen intervenido por el Estado. El libre comercio sin restricciones ni altos aranceles ni cuotas seria lo mejor para cada nación.

El aporte mas relevante de Ricardo fue la ley de las ventajas comparativas. Como se menciono en las ventajas absolutas, en primera instancia, si un país goza de ventajas absolutas en la producción de dos bienes (los mismos dos bienes que produce otro país) el comercio no se llevaría a cabo, de acuerdo a la teoría de Smith. No obstante, Ricardo demostró que mientras existan ventajas relativas en la producción de un bien, el comercio puede llevarse a cabo con beneficio mutuo.

Esto significa que aunque un determinado país posea ventaja absoluta en la producción de ambos bienes, poseerá solo ventaja comparativa en la producción de uno de ellos. Por lo anterior, el país con el que comercia tendrá una desventaja en la producción del otro bien.

En síntesis, la ventaja comparativa podrá enunciarse así: Un país se concentrara en la producción y exportación de aquellos bienes en los cuales posee la mayor ventaja relativa, e importara aquellos productos en los cuales posee la menor ventaja relativa.

2.3 Costos de oportunidad

El costo de oportunidad es la cantidad de un bien que se debe sacrificar para producir mas de otro bien. Por ejemplo, si soy contador y me gano 5000 unidades monetarias por hora trabajada, pero resulta que también puedo cortar el zacate a los vecinos y haciendo eso me puedo ganar 1000 unidades monetarias la hora. Si sacrifico el ejercicio de la profesión contable por falta de trabajo y tengo la oportunidad de cortar zacate, entonces mi costo de oportunidad será de 4000 unidades monetarias por hora cortando zacate.

2.4 Las bases del comercio y los beneficios

El libre comercio es una tendencia que se ha generalizado a nivel internacional y es consecuencia del proceso de globalización. El comercio mundial ha crecido enormemente en los últimos años y todo esto gracias a los avances tecnológicos que han agilizado los medios de pago, las negociaciones a distancia, los seguros, etc. Y también ha crecido por los tratados y acuerdos de libre comercio que se firman entre empresas, naciones y grupos de naciones ya sea a nivel regional o mundial. Todo esto tiene unas importantes consecuencias en una nación dependiendo de su nivel de desarrollo, de la protección interna que esta le ofrezca a sus empresarios, del nivel de desarrollo de sus socios comerciales así como de el tamaño del mercado de estos y muchos otros factores que hacen que estas consecuencias no sean las mismas en todos los países que abren sus fronteras.

EL comercio internacional permite una mayor movilidad de los factores de producción entre países, dejando como consecuencia las siguientes ventajas:

a) Cada país se especializa en aquellos productos donde tienen una mayor eficiencia lo cual le permite utilizar mejor sus recursos productivos y elevar el nivel de vida de sus trabajadores.
b) Los precios tienden a ser más estables.
c) Hace posible que un país importe aquellos bienes cuya producción interna no es suficiente y no sean producidos.
d) Hace posible la oferta de productos que exceden el consumo a otros países, en otros mercados. (Exportaciones)
e) Equilibrio entre la escasez y el exceso.
f) Los movimientos de entrada y salida de mercancías dan paso a la balanza en el mercado internacional.
g) Por medio de la balanza de pago se informa que tipos de transacciones internacionales han llevado a cabo los residentes de una nación en un período dado.

2.4.1 Bajo costos constantes y crecientes

El principal principio de la economía es que los factores de producción son disponibles en cantidades limitadas. Por ende, existe una escasez relativa de recursos y le corresponde a la economía decidir sobre la mejor utilización de los mismos. La curva de posibilidades de producción o curva de transformación, muestra las posibilidades máximas de una nación para producir una combinación de los productos, dados un nivel de tecnología y una cantidad de recursos para la producción. También se asume que los costos de oportunidad son constantes, es decir, la cantidad de un bien x sacrificado para producir una cantidad de y es siempre la misma sin importar cuánto produzca de cada uno. Por otro lado, si el costo de oportunidad es creciente, ello implica que cada vez que se produce una unidad adicional de y se deberán sacrificar cantidades mayores de x.

2.5 Teorías modernas de comercio

Las teorías del comercio internacional tienen sus orígenes en el pensamiento mercantilista.

Los Mercantilistas decían que la acumulación de metales preciosos era la base para que un país alcanzara un nivel de poder determinado, dándole gran importan al atesoramiento de grandes cantidades de metales. Situación por la cual confundieron el atesoramiento con la riqueza (inventario de bienes durables y de consumo, recursos naturales y habilidades humanas).

Concibieron a las exportaciones como un ingreso de metales preciosos y a las importaciones como la salida de estos de su territorio. Por lo cual establecieron medidas proteccionistas, restringiendo las importaciones vía imposición de aranceles y fomentando las exportaciones a través de subsidios a la producción.

2.6 Supuestos básicos del teorema de Heckscher – Ohlin

El enfoque particular sobre la teoría general del comercio internacional desarrollado primero por Eli Heckscher y continuado por su discípulo Berlín Ohlin, considera que la causa del comercio internacional se encuentra principalmente en las diferencias entre las dotaciones de factores de los diferentes países. En particular, un país tiene una ventaja comparativa en la producción de aquel bien que usa más intensivamente el factor más abundante del país. Esta proposición se conoce como el teorema de Heckscher-Ohlin.

El efecto del comercio internacional consiste en tender a igualar los precios de los factores entre países y así servir, en alguna medida, como un sustituto de la movilidad de factores. Esta proposición se conoce como el teorema de la igualación del precio de los factores.

En su forma más simple el modelo de Heckscher-Ohlin es el de un mundo que consiste en un grupo de países que cumplen idénticos factores para producir idénticas mercancías mediante el uso de idénticas funciones de producción. Estas funciones de producción tienen la propiedad de rendimientos constantes a escala. Estos supuestos son los necesarios (pero no suficientes) para obtener la igualación internacional de los precios de los factores.

El teorema lo definieron así: Un país deberá especializarse en la producción y exportación del bien cuya producción requiera de una cantidad mayor del factor de producción relativamente más abundante, y por consiguiente mas barato. A su vez deberá importar el bien cuya producción sea intensiva en el factor mas escaso, y por tanto mas caro.

Supuestos del teorema:

a) El modelo asume dos países, dos bienes y dos factores de producción.
b) La tecnología es igual en ambos países.
c) Rendimientos constantes a escala, cada bien es producido bajo rendimientos constantes a escala.
d) Fuerte intensidad de factores, un bien, digamos tela, siempre es intensivo en el uso del trabajo con relación al segundo bien (acero).
e) Especialización incompleta, ningún país se especializa completamente en la producción de un solo bien.
f) Competencia perfecta, esta regula todos los mercados de factores y de bienes.
g) Movilidad de los factores, los factores son perfectamente movibles dentro de cada país, pero perfectamente inmovibles entre países.

2.7 Significado de la intensidad, abundancia y precio de los factores

De acuerdo al teorema Heckscher – Ohlin existen dos premisas: a) los bienes difieren en sus requerimientos de factores, y b) los países difieren en sus dotaciones de factores. Según ellos, un país tiene ventaja comparativa en aquellos bienes que utilizan sus factores abundantes de manera intensiva.

Por ejemplo Taiwán, la India y Corea tienen abundancia en el factor trabajo, por ende exportan calzado, alfombras, textiles y otros bienes intensivos en el uso del factor trabajo. Mientras que países como Argentina y Canadá por tener abundancia del factor tierra, exportan carne, trigo y lana.

En cuanto a la abundancia de factores de los diferentes países, podemos clasificarlas en: abundancia física y económica.

El criterio físico determina la abundancia de factores sobre la base de las cantidades físicas de trabajo y capital disponibles en varios países. Se fundamenta en la oferta de los factores, dejando de lado la demanda.

Según el criterio físico se dice, por ejemplo, que Inglaterra es relativamente abundante en trabajo respecto a EEUU, si Inglaterra esta dotada con mas unidades de trabajo (o de trabajadores) por unidad de capital que los EEUU. Lo importante aquí es la relación trabajo-capital de cada uno.

El criterio económico clasifica los países como abundantes en trabajo o en capital sobre la base de relaciones salario-renta de equilibrio en autarquía (autosuficiencia, la capacidad de satisfacer las propias necesidades). En esta parte se utiliza tanto la oferta como la demanda, ya que los precios de los factores en equilibrio al igual que los de los bienes, están determinados tanto por la oferta como por la demanda.

Conforme al criterio económico, Inglaterra es abundante en trabajo con relación a los EEUU si en sus estados de equilibrio, el trabajo es relativamente mas barato en Inglaterra que en EEUU.

El teorema de la igualación de los precios de los factores ha atraído la atención de muchos economistas distinguidos. Heckscher afirmo que el libre comercio iguala las retribuciones de los factores completamente. Ohlin sin embargo, cito varias razones por las cuales la completa igualación de los precios de los factores no puede ocurrir en la práctica, y aseguro que el libre comercio genera una tendencia (pero solamente una tendencia) hacia la igualación de los precios de los factores. El termino “precios de los factores” no significa “precios de los factores de producción como activos”. En realidad, la expresión se refiere a las retribuciones por los servicios de esos factores.

3. Factores dinámicos del comercio internacional crecimiento y desarrollo

3.1 Cambio de la oferta de los factores a través del tiempo

En un mundo de constantes cambios, ni la dotación de los factores ni la tecnología permanecen estáticas. Con el paso de tiempo, crece la asignación de los factores, nuevos y más eficientes métodos de producción que reemplazan a los antiguos y menos eficientes. El crecimiento de los factores y el proceso técnico dan origen a la teoría de los efectos del crecimiento económico sobre el comercio.

Muchos economistas han recalcado la importancia del comercio internacional durante el proceso de crecimiento.

El comercio desata varias fuerzas dinámicas que conducen al crecimiento económico. A medida que los mercados se expanden, la competencia se torna menos personal y los productores tienden a invadir los limites de los mercados de los demás.

Hasta ahora tenemos un supuesto, que cada país tiene dotaciones de factores y tecnología determinados e invariables (de ahí una curva de posibilidades de producción) así como preferencias determinadas e invariables (de ahí un mapa de indiferencia de la comunidad). Sobre esta premisa, se estudian las bases y los beneficios del comercio. Sin embargo, a través del tiempo, las dotaciones de factores de un país pueden cambiar y su tecnología mejorar. Estos cambios generan un desplazamiento en su curva de posibilidades de producción. De manera similar, las preferencias de un país pueden cambiar y generar un mapa de indiferencia distinto. Todas estas variaciones afectan los términos de intercambio y el volumen del comercio. La alteración depende del tipo y grado efectivo de los cambios que estén ocurriendo.

Si la tecnología permanece constante, pero los factores productivos de que dispone un país aumentan, la curva de posibilidades de producción del país se desplaza hacia fuera. Este desplazamiento es uniforme o simétrico si la mano de obra y el capital crecen en la misma proporción, lo cual se conoce como “crecimiento equilibrado”.

Si sólo aumenta la oferta de mano de obra (L) del país, o si su oferta de mano de obra aumenta proporcionalmente más que su oferta de capital (K), entonces la curva de posibilidades de producción del país se desplaza más sobre el eje que mide el bien intensivo de L que sobre el que mide K. El desplazamiento opuesto ocurre si sólo se aumenta la oferta de capital del país o si su oferta de capital aumenta proporcionalmente más que la de mano de obra.

3.2 Cambio tecnológico

El progreso técnico incrementa la productividad de los factores de un país y tiene el mismo efecto general sobre la curva de posibilidades de producción del país que un aumento en la oferta de sus factores. Existen, al menos, tres tipos de progreso técnico:

a. El progreso técnico ahorrador de capital K: en toda la economía incrementa la productividad de mano de obra proporcionalmente más que la del capital. Esto significa que un determinado nivel de producción se puede obtener ahora utilizando menos unidades de L y K, pero también con la menor relación K/L (mayor L/K). El progreso técnico ahorrador de K es equivalente a un incremento proporcionalmente mayor en la oferta de mano de obra que en la de capital (manteniendo constante la tecnología).

b. El progreso técnico ahorrador de L: es exactamente contrario al progreso técnico ahorrador de K.

c. El progreso técnico neutral: incrementa la productividad de L y K en la misma proporción y genera un desplazamiento uniforme y simétrico fuera de la curva de posibilidades de producción del país.

Cuando hay un incremento en la oferta de factores productivos de un país y/o progreso tecnológico, la curva de posibilidades de producción se desplaza hacia fuera. Con preferencias constantes, esto genera una modificación en los términos de intercambio, en el volumen del comercio y en la distribución de los beneficios del comercio entre los dos países. El resultado real depende del tipo y grado de los cambios que estén ocurriendo.

3.3 El comercio y los cambios en los gustos

La curva de oferta neta de un país también se desplaza si la oferta de factores y la tecnología permanecen constantes, pero sus preferencias cambian. Por tanto, una variación en las preferencias también altera el volumen del comercio y los términos de intercambio del país. Más específicamente, si el cambio en las preferencias del país se presenta a favor del bien exportable y a costa del bien importable (y permanecen constantes los otros factores), el volumen del comercio disminuye y los términos de intercambio del país mejoran. Lo contrario ocurre cuando tiene lugar un cambio opuesto en las preferencias del país. Sin embargo, puesto que el mapa de indiferencia del país se altera por el cambio en las preferencias, no podemos determinar la forma como se afecta el bienestar del país.

3.4 Teoría de Prebisch y Singer sobre términos de intercambio

En 1950 los economistas Raul Prebisch y Hans Singer, argumentaron que los países exportadores primarios, particularmente aquellos del Tercer Mundo, habían estado experimentando un deterioro sistemático en sus términos de intercambio (netos de trueque). La implicación era que las naciones en desarrollo tenían que exportar cantidades crecientes de sus productos primarios a cambio de las importaciones de manufacturas de los países industrialmente avanzados. Esto implica que, en términos de intercambio, las economías mas desarrolladas estaban siendo beneficiadas en mayor grado que los países en vías de desarrollo.

4. Política comercial y restricciones al comercio: aranceles

4.1 Efecto de los aranceles sobre los términos de intercambio

El libre comercio beneficia a todos los países que participan de él. Dados los beneficios mutuos derivados del libre comercio, uno esperaría que el flujo de comercio de bienes a través de las fronteras nacionales e internacionales estuviera liberado de interferencias gubernamentales. Sin embargo, por cientos de años las naciones del mundo han impedido el libre flujo del comercio internacional a través de varios instrumentos, como por ejemplo, aranceles, cuotas, reglas y procedimientos técnicos o administrativos, y el control de cambios.

Tales políticas, diseñadas para afectar las relaciones comerciales de un país con el resto del mundo, habitualmente se conocen como Políticas Comerciales. Estas están influenciadas por consideraciones políticas, sociológicas y económicas.

El arancel es un impuesto, o gravamen, que se impone sobre un bien cuando cruza una frontera nacional. El arancel más común es el arancel a las importaciones.

Efectos del arancel en un país pequeño, en términos de intercambio: Un arancel a las importaciones eleva el precio doméstico de los bienes importados. Como resultado, se ensancha la producción doméstica de la industria que compite con las importaciones, en tanto, que el consumo doméstico de bienes importados se contrae. Las importaciones disminuyen porque se contrae la brecha entre el consumo doméstico y la producción doméstica. El ingreso arancelario lo percibe el gobierno y el ingreso se distribuye de los consumidores a los productores.

Efectos del arancel en un país grande, en términos de intercambio: Cuando el país que impone el arancel es un país grande, su política comercial necesariamente distorsiona los mercados mundiales y genera un cambio en los términos de intercambio. Su curva de oferta neta se desplaza hacia el origen, es decir, su volumen de comercio disminuye a todos los términos de intercambio. Cuando el país que impone el arancel tiene monopolio a nivel internacional, el arancel hace que el bien importado se torne relativamente mas barato en el resto del mundo (es decir los términos de intercambio del país mejoran).

4.2 Tipos de aranceles

Se pueden imponer aranceles en cualquiera de las siguientes formas:

a) El arancel Ad Valórem. Este gravamen se especifica legalmente como un porcentaje fijo del valor del bien importado o exportado, incluyendo o excluyendo los costos de transporte.
b) El arancel especifico. Este impuesto se especifica legalmente como una cantidad fija de dinero por unidad física importada o exportada.
c) El arancel compuesto. Es una combinación de un arancel ad valórem y un arancel específico.

4.3 La teoría de las distorsiones domésticas

La teoría de las distorsiones domésticas es un desarrollo directo del arancel optimo en cuanto al progreso económico y trata principalmente con (a) las diversas distorsiones que impiden que el mecanismo de mercado alcance la optimalidad de Pareto (igualación de las retribuciones reales de los factores entre países), y (b) la recomendación de políticas para neutralizar las distorsiones domésticas y restaurar la optimalidad de Pareto. Como se deduce, la teoría de las distorsiones domésticas no es un argumento para la protección. La intervención en el comercio no debería adoptarse como un medio para corregir distorsiones domésticas. La principal proposición de la teoría de las distorsiones domésticas es que la intervención de política debe tener lugar en el punto exacto en el cual ocurre la distorsión.

4.4 El planteamiento sobre la industria naciente

El argumento de la industria naciente se refiere a una protección temporal, con el fin de corregir una distorsión que desaparece gradualmente con el paso del tiempo. Este argumento, que ha sido siempre de gran atracción para los países jóvenes y en desarrollo, se dice que fue formulado en 1791 por Alexander Hamilton, también por H.C. Carey y otros.

Una de estas formulaciones fue expuesta por el señor John Stuart Mill (1904) y dice así: El único caso en el cual, con base exclusivamente en los principios de la economía política, pueden defenderse los impuestos de protección, es cuando ellos se imponen de manera temporal (especialmente en una nación joven y en surgimiento), con la esperanza de naturalizar una industria extrajera, en sí misma perfectamente apropiada para las circunstancias del país. La superioridad de un país sobre otro en alguna rama de la producción con frecuencia surge solamente de haber comenzado más tarde o más temprano. Puede que no haya una ventaja inherente de una parte ni desventaja de la otra, simplemente una superioridad presente de habilidad y experiencia adquirida. Un país al cual le falta adquirir esta habilidad y experiencia, puede que se adapte mejor a la producción en otros aspectos que aquellos que comenzaron antes en este campo.

La esencia de la tesis de la industria naciente es la noción de que la práctica conduce a la perfección. Durante las etapas iniciales del desarrollo, se supone que los niños aprenden tanto de sus propias experiencias como de las de los demás. Este proceso de aprendizaje, el cual generalmente (pero no necesariamente) incluye economías externas, es irreversible. Este importante aspecto del argumento de la industria naciente lo distingue del caso de las economías externas estáticas. Esta última es una característica permanente de la tecnología de la economía y requiere de una intervención permanente del gobierno.

4.5 Crecimiento empobrecedor y distorsiones

La paradoja de que un país en crecimiento puede empeorar su situación con dicho crecimiento fue observada primero por Edgeworth (1894). Después fue Bhagwati (1958) el cual lo llamó crecimiento empobrecedor.

Después los albores de la ciencia económica, los economistas han sido conscientes del trabajo con relación al capital. Lo que es sorprendente es que incluso el progreso técnico puede reducir el bienestar social.

El crecimiento empobrecedor es muy semejante al problema de la agricultura. La mayor producción agrícola con frecuencia es una maldición para el agricultor porque los precios disminuyen agudamente como resultado de la baja elasticidad de la demanda por los productos agrícolas. Una mayor producción agrícola frecuentemente significa menor ingreso para el agricultor.

Considérese el caso de Malasia o Ghana exportando su producción total de caucho o cacao a cambio de alimento, y supóngase adicionalmente que la demanda extrajera por importaciones de caucho o cacao es inelástica. Una expansión de la producción doméstica y por tanto de las exportaciones (dado que hemos supuesto que toda la producción doméstica es exportada), resultaría en un menor volumen de alimento importado y en un menor bienestar social.

4.6 Argumento no económico para la protección

El objetivo de toda economía consiste en maximizar su bienestar económico. Sin embargo, el bienestar económico no es la única meta en la vida; los objetivos políticos, culturales y sociológicos son igualmente importantes. Tales objetivos no económicos pueden hacer deseable efectuar ciertas actividades que no son económicamente eficientes. Incluso el mismo Adam Smith estableció en su famoso pasaje que la defensa nacional es más importante que la opulencia nacional.

Seguidamente se exponen la deseabilidad de los aranceles y las medidas alternativas de política para el logro de cuatro objetivos específicos: a) un cierto nivel de producción; b) un cierto nivel de consumo (generalmente para restringir el consumo de bienes de lujo sobre bases sociales); c) un cierto nivel de autosuficiencia (para disminuir la dependencia de las importaciones por razones políticas) y d) un cierto nivel de empleo de un factor de producción, como el trabajo (para preservar el carácter nacional y el modo de vida tradicional) .

El logro de un objetivo no económico tiene un costo económico (en la forma de una pérdida de bienestar), puesto que generalmente implica la violación de una o mas condiciones de optimalidad de Pareto (igualación de las retribuciones reales de los factores entre países).

Algunos ejemplos de argumentos no económicos: para eliminar una distorsión en la producción doméstica, el gobierno debe intervenir con un impuesto o un subsidio a la producción; los EEUU no producen suficiente petroleo para abastecer a la demanda doméstica en consecuencia tienen que importar grandes cantidades de petróleo, pero si el principal objetivo (en un momento determinado) es aumentar la producción doméstica de petróleo, la política óptima seria establecer un subsidio a la producción. Pero si el principal objetivo fuera protegerse contra futuras emergencias, una reserva de existencias puede ser una alternativa mas barata.

El desafio real que enfrenta el proceso político no es encontrar la política económica correcta para conseguir cierto objetivo, sino determinar si el objetivo escogido es legítimo.

En resumen, si debe fomentarse la producción de un bien, por una necesidad o razón importante, la política óptima es un subsidio a la producción, no un arancel. Si debe restringirse el consumo de un bien, la política óptima es un impuesto al consumo. De igual manera, cuando el objetivo no económico es reducir el volumen de las importaciones, la política óptima es un arancel apropiado sobre las importaciones. Y cuando el objetivo no económico es incrementar el empleo de algún factor, por ejemplo el trabajo en cierta actividad, la política óptima es un subsidio directo al uso del trabajo en esa actividad.

5. Barreras comerciales

5.1 Impuestos de importaciones

La estructura arancelaria de un país cumple un propósito fundamental de protección, al permitirle a las empresas instaladas crecer exentas de la competencia del mercado internacional. A este argumento se le conoce como la industria infantil (en las etapas iniciales cualquier organismo biológico requiere de un grado importante de protección, mayor que cuando ha alcanzado la madurez plena), y se basa en una ley natural. Sin embargo, un exceso de protección es contraproducente por cuanto convierte al ser protegido en ineficiente e incapaz de sobrevivir por sí mismo.

Esto último sucedió en Costa Rica, cuando la protección otorgada por los aranceles se mantuvo en vigencia por tantos años que nuestro sector fabril no pudo alcanzar los niveles de eficiencia y competitividad de sus similares en los países desarrollados y en los países de reciente industrialización.

Otro aspecto importante en cuanto a la estructura arancelaria de un país se refiere, al tipo de producción que se estimula y el que se desestimula. Los países en desarrollo que tomaron la senda de la sustitución de las importaciones muestran una estructura arancelaria en forma de cascada. Esto es, los bienes finales tienden a mostrar niveles arancelarios elevados o altas tasas nominales de protección con el objeto de restringir sus importaciones.

Las barreras administrativas al comercio son muy diversas, desde trámites aduaneros complejos que retrasan y encarecen los movimientos de mercancías, hasta sofisticadas normas sanitarias y de calidad que, al ser diferentes de las del resto del mundo, impiden la venta en el interior a los productos.

Los acuerdos internacionales para derribar estas barreras no servirán de nada si no hay una voluntad liberalizadora clara y firme. La imaginación de los dirigentes políticos podrá siempre descubrir nuevos métodos "no prohibidos" de dificultar las importaciones. La barrera más reciente y sofisticada de las ideadas hasta ahora son las auto restricciones concertadas como las acordadas entre los Estados Unidos y el Japón en virtud de las cuales éste último país limita voluntariamente la cantidad de productos que envía a los americanos.

El establecer un arancel o impuesto a las importaciones conlleva las siguientes reacciones:

a. Efectos consumo: Los consumidores domésticos después de que se abre el mercado y se impone un arancel, restringen el consumo.
b. Efecto producción o efecto protección: Al imponer un arancel, el precio subió, por este motivo los productores les resulta más rentable ofrecer más producto a un precio mayor.
c. Efecto comercio: Básicamente, se obtiene de la diferencia entre la demanda y la oferta del bien, en consecuencia, se obtiene lo que se debe importar para cubrir lo demandado.
d. Efecto ingreso: Es lo que el Gobierno percibe por el arancel que está cobrando a la importación de bienes.
e. Efecto redistribución: El Gobierno redistribuye los ingresos percibidos por el arancel impuesto a la sociedad vía infraestructura y servicios públicos. El arancel redistribuye el ingreso de los consumidores a los productores.

5.2 Subsidios a las exportaciones y a las importaciones

En general, los efectos microeconómicos de los subsidios a las exportaciones son opuestos de los correspondientes efectos de los impuestos a las exportaciones. El propósito principal de un subsidio a las exportaciones es incrementarlas desplazando el gasto extranjero hacia los productores domésticos. Esto se logra, claro esta, reduciendo efectivamente los precios que los extranjeros tienen que pagar por los bienes exportados subsidiados.

Los subsidios a las exportaciones violan los acuerdos internacionales. El GATT (General Agreement on Tariff and Trade o Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio) considera los subsidios a las exportaciones como competencia desleal y permite que los países importadores adopten represalias mediante “impuestos compensatorios”. Los cuales están establecidos por el país importador para contrarrestar el subsidio a las exportaciones y no pueden exceder el monto del subsidio. El uso de estos impuestos compensatorios se limita a los casos en los cuales las importaciones causan, o amenazan causar, daño a una industria doméstica.

Un caso importante en el cual puede otorgarse un subsidio a las exportaciones ocurre cuando la industria exportadora utiliza insumos importados que son sujetos a impuestos de importación. En este caso, frecuentemente observado en países en desarrollo, a la industria exportadora se le otorga un subsidio a las exportaciones que, en efecto, es una rebaja del arancel pagado por la misma industria sobre los insumos importados. El subsidio a las exportaciones estaría en posición desventajosa en los mercados mundiales.

5.3 Restricciones cuantitativas

Los países también pueden restringir su comercio internacional limitando directamente el volumen físico (o el valor) de sus importaciones (cuota de importaciones) o de sus exportaciones (cuota de exportaciones). Los gobiernos utilizan con frecuencia las restricciones cuantitativas para proteger a las industrias domésticas de la competencia extrajera y los efectos microeconómicos de estas restricciones son muy similares a los efectos de los impuestos a las importaciones y a las exportaciones. Sin embargo, existen algunas diferencias importantes entre las restricciones cuantitativas y los impuestos al comercio. En realidad, es debido a estas diferencias como muchas veces se prefieren las restricciones cuantitativas a los impuestos al comercio.

Tipo de cuotas de importación: Una restricción cuantitativa sobre las importaciones de un bien particular se puede administrar a través de una cuota abierta (o cuota global) o a través de licencias de importaciones. Una cuota global permite una determinada cantidad de importaciones por año, pero no especifica de dónde pude provenir el producto o quién está autorizado para su importación. Tan pronto como se importa la cantidad determinada, se prohíben las importaciones adicionales durante el resto del tiempo.

Las desventajas de una cuota global son obvias. Los comerciantes (importadores domésticos y exportadores extranjeros) se apresuran a colocar sus embarques en el país antes de que se alcance el límite. Aquellos con suerte suficiente para recibir sus bienes a tiempo disfrutan de ganancias anormales, puesto que después de que se llena la cuota, los precios domésticos aumentan debido a la mayor escasez. Por su parte, aquellos que llegan tarde sufren perdidas, incluyendo costos de almacenamiento e incluso de reembarque hacia el país de origen. Además las grandes empresas importadoras que están en capacidad de efectuar pedidos de grandes cantidades con gran rapidez (debido a sus contactos comerciales y buen crédito) gozan de una clara ventaja sobre los importadores pequeños.

Para evitar el caos de una cuota global, los gobiernos generalmente otorgan licencias de importación, las cuales son vendidas a los importadores a un precio competitivo (o por unos derechos) o simplemente las tramitan en el orden de las solicitudes. Las licencias pueden especificar o no la fuente de la cual debe obtenerse el bien.

5.4 Controles internacionales

Se ha visto hasta el momento como un solo país pude restringir su comercio exterior de manera unilateral en una forma u otra. Ahora veremos como los países pueden restringir su comercio de manera multilateral. Los gobiernos, o incluso las corporaciones privadas localizadas en diversos países, pueden formar un Cartel Internacional, en otras palabras, pueden acordar efectivamente restringir la competencia entre ellos, en un esfuerzo por explotar su poder conjunto de monopolio. La economía mundial cuenta con una larga historia de carteles internacionales en muchos bienes y servicios, tales como: café, tabaco, maíz, servicios aéreos y ferroviarios, entre otros.

La teoría económica identifica las siguientes dos condiciones necesarias para el éxito de un cartel internacional:

a) La elasticidad de la demanda de importaciones del resto del mundo debe ser baja en el rango pertinente de precios.
b) Los miembros del cartel deben adherirse a las decisiones (con respecto a precio y producción) votadas por los miembros del cartel.

El caso de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)

En la década de los años 70 la OPEP mantuvo el monopolio más lucrativo en la historia del mundo y miles de millones de dólares habían sido trasferidos de los países importadores de petróleo a los países exportadores. ¿Qué influyó para el éxito de la OPEP? La razón económica más importante fue la baja elasticidad de la demanda de importaciones de petróleo por parte del resto del mundo, lo cual refleja la influencia de tres factores: (1) la elasticidad de la demanda de petróleo era muy baja debido a que no había buenos sustitutos para el petróleo; (2) la elasticidad de la oferta de petróleo por parte de los países no miembros de la OPEP también era muy baja, debido a que la explotación y la producción de petróleo es un proceso que consume mucho tiempo; y (3) la OPEP controlaba la mayoría de las reservas comprobadas de petróleo y de las exportaciones del mundo.

5.5 Dumping, anti-dumping

El dumping: Es una discriminación de precios internacionales y se presenta cuando un monopolista (o competidor imperfecto) cobra un menor precio a los compradores extranjeros que a los compradores domésticos por un bien igual (o comparable). Únicamente puede realizarse cuando los mercados están separados y se hace por las “barreras al comercio”

Tipos de dumping:

a) Persistente: Surge de la búsqueda de maximización de ganancias por un monopolista que se da cuenta de que los mercados doméstico y externo se encuentran desconectados por costos de transporte, aranceles y otras barreras al comercio. Por consiguiente, el monopolista cobra un mayor precio en el mercado doméstico que en el mercado extranjero (debido a que la elasticidad de la demanda de algunos bienes es mayor en el extranjero que en el mercado doméstico).

b) Esporádico: En una discriminación esporádica de precios que resulta de un excedente por sobre producción por diferentes motivos, como pueden ser: exceso de capacidad, cambios en el mercado o mala planeación en la producción. Es similar a las rebajas por liquidación de los comerciantes domésticos.

c) Rapaz o depredador: Se clasifica como método desleal de competencia. Se realiza con el productor que vende a un precio mucho más bajo por un breve tiempo para eliminar a su competencia y quedar como único productor. Posteriormente explota su adquirido poder monopolístico y eleva el precio para maximizar sus ganancias en el largo, aunque pierdan en el corto plazo.

Infortunadamente en la práctica es muy difícil distinguir entre las tres clases de “dumping” y como resultado, la política económica generalmente se orienta hacia todo el “dumping”.

Al menos en el corto plazo, cualquier clase de “dumping” beneficia a los consumidores del país importador. En realidad, excluyendo el caso del “dumping predador”, se podría argumentar que el “dumping” eleva el bienestar potencial del país importador. Sin embargo, los países importadores, por lo general, adoptan represalias contra el “dumping”, bien sea mediante la imposición de gravámenes antidumping, o compensatorios para contrarrestar el diferencial de precios, o mediante la amenaza de hacerlo. La principal justificación para esto es la inmensa presión impuesta sobre los gobiernos de los países importadores por parte de sus productores domésticos, quienes buscan protección contra la injusta competencia extranjera.

5.6 Barreras no arancelarias

Las barreras no arancelarias son un conjunto de medidas y prácticas de carácter administrativo que tienen su origen en la actividad de gestión ó normación de las administraciones públicas que tienen el mismo efecto que el establecimiento de un arancel.

Dentro del grupo de barreras no arancelarias se distingue tres tipos:

a) Protección Administrativa. Se da cuando existe una relación directa entre las Barreras no arancelarias y el sistema de derecho administrativo. Se dan generalmente cuando se desata una crisis, protegiendo a la industria a través del gobierno
b) Proteccionismo Técnico. Cuando en los poderes públicos existe complejidad en las técnicas y procesos productivos, y esto conduce a frenar a las industrias.
c) Otras Barreras no Arancelarias. Por diferencias ideológicas, jurídicas, culturales y religiosas.

De los anteriores puntos podemos dividir a las barreras no arancelarias en diferentes bloques:

· Medidas para controlar el volumen de las importaciones. No fomentan la competencia entre productores y permiten a los productores locales, tener una reserva de mercado en donde ejercen prácticas monopolísticas.

· Medidas variables del Control del Precio de los Productos de Importación. Son medidas que se adoptan cuando el precio interior de los productos pueden variar sustancialmente y se asegura que el precio de las importaciones nos sea inferior a los precios interiores. Con ellos se busca eliminar a la competencia.

· Subsidios a la producción Interna y a las Exportaciones. Estas, medidas están prohibidas por las reglas de la OMC pero se utilizan en la investigación para actividades exportadoras o en canales de financiamiento privilegiado a algunos sectores.

· Barrera Técnicas. Se establecen por varias razones como pueden ser: salud, defensa, consumidor, seguridad y medio ambiente, dentro de ellas podemos encontrar:

1. Normas Fitosanitarias ó Veterinarias. Son disposiciones cuya finalidad es la garantía de calidad de los productos alimenticios. Estas medidas han afectado más a ciertos productos frescos (como frutas, productos cárnicos y las conservas de pescado)

2. Normas Técnicas para la Fabricación de Productos. Son necesarias para la comercialización de determinados productos en el interior de un país. Esto exige un largo y costoso proceso de homogeneización y certificación de los productos, los sectores más afectados son:

2.1 Bienes de Equipo. Se exige homologación en la seguridad de las máquinas o el nivel de ruido permitido.

2.2 Electrónica. Por el reconocimiento en normas relativas a baterías, transformadores, cableado de maquinaría industrial.

2.3 Joyería y Bisutería. En ocasiones se establece un contenido máximo permitido de algunos materiales como el níquel

2.4 Productos Químicos. Aparecen exigencias de homologación para productos de perfumería y productos pirotécnicos.

3. Exigencias en materia de etiquetado, envasado y embalaje. Estos son algunos de los obstáculos que pueden encontrar una empresa exportadora y que implica un costo adicional en la comercialización del producto. Las etiquetas deben estar en el idioma del país de destino de las mercancías.

4. Normas Burocráticas. En las aduanas muchas veces se hace perder tiempo para la entrada de mercancías, lo cual se ve reflejado en los costos. Existen 2 tipos:

4.1 Políticas de Compras Públicas ó Adjudicación de Obras y Controlados Públicos. Son condiciones que se imponen para adquirir bienes para el gobierno.

4.2 Aspectos Monetarios y Financieros de las Transacciones. Por ejemplo: controles de cambios de divisas como medios de financiamiento o de pago para las importaciones.

6. Uniones Aduaneras

6.1 Acuerdos Internacionales de comercio

Esencialmente existen dos enfoques para la liberalización del comercio internacional: el enfoque internacional y el enfoque regional. El enfoque internacional comprende las conferencias internacionales auspiciadas por el GATT (General Agreement on Tariff and Trade o Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio), tales como la Ronda Kennedy y la Ronda Tokio, cuyo propósito es reducir las barreras arancelarias y no arancelarias al comercio internacional del mundo.

El enfoque regional, comprende los acuerdos entre un pequeño número de países cuyo propósito es establecer el libre comercio entre ellos, manteniendo las barreras al comercio con el resto del mundo. Algunos ejemplos para Costa Rica, tenemos, hace 10 años se firmo un TLC con México, hace 4 años se firmo un TLC con Canadá, se mantienen negociaciones con EEUU (NAFTA) y muy recientemente con la Unión Europea.

Los acuerdos de comercio preferencial pueden adoptar varias formas y se distinguen cinco de estos acuerdos: club de comercio preferencial, área de libre comercio, unión aduanera, mercado común y unión económica. Estos acuerdo de comercio comienzan en el grado mas imperceptible de integración económica (es decir, club de comercio preferencial) y avanzan progresivamente hasta alcanzar el grado mas completo de integración económica (es decir, la unión económica).

a) Club de comercio preferencial: Es cuando dos o más países reducen sus respectivos gravámenes a las importaciones de todos los bienes (excepto los servicios del capital) entre sí, es decir, cuando intercambian pequeñas preferencias arancelarias. Los países miembros mantienen sus aranceles originales frente al resto del mundo.

b) Área (o asociación) de libre comercio: Cuando dos o más países eliminan todos los gravámenes de importación (y todas las restricciones cuantitativas) a su comercio mutuo en todos los bienes (excepto los servicios de capital), pero mantienen sus aranceles originales frente al resto del mundo.

c) Unión aduanera: Dos o más países eliminan todos los gravámenes de importación a todos los bienes (excepto los servicios de capital) de su comercio mutuo y, adicionalmente, adoptan un esquema de arancel externo común a todas las importaciones de bienes (excepto los servicios de capital) provenientes del resto del mundo. Una unión aduanera también es un área de libre comercio porque el comercio entre los países miembros es libre. Sin embargo, un área de libre comercio no tiene por qué ser una unión aduanera porque un área de libre comercio no necesariamente tiene un arancel externo común.

d) Mercado común: Es cuando dos o más países crean una unión aduanera y, adicionalmente, permiten el libre movimiento de todos los factores de producción entre ellos. Así, los países del mercado común eliminan todas las restricciones comerciales sobre su comercio mutuo y también establecen un arancel externo común, como una unión aduanera. Un mercado común también es una unión aduanera (y un área de libre comercio). Sin embargo, una unión aduanera no es necesariamente un mercado común, porque éste último permite el libre movimiento de todos los factores de producción (trabajo y capital) entre los países miembros.

e) Unión económica: Dos o más países crean un mercado común y, adicionalmente, proceden a unificar sus políticas fiscales, monetarias y socioeconómicas. Una unión económica es la forma más completa de integración económica.

6.2 La naturaleza del comercio preferencial

La teoría de las uniones aduaneras es una rama de la teoría de los aranceles y se ocupa principalmente de los efectos de la discriminación geográfica, es decir, el comercio preferencial. Como hemos visto, un grupo de países puede decidir formar un acuerdo de comercio preferencial, lo cual significa que todos los países miembros acuerdan bajar (o eliminar) sus respectivas tasas arancelarias sobre las importaciones de cada uno, pero no sobre las importaciones del resto del mundo. Tales reducciones arancelarias reciprocas necesariamente discriminan contra las importaciones del resto del mundo.

6.3 La teoría de uniones aduaneras

El pionero en la teoría de las uniones aduaneras fue Jacob Viner (1950), quien expuso la proposición de que una unión aduanera (o cualquiera otra forma de comercio preferencial) combina elementos de un comercio mas libre con elementos de mayor protección, y argumento de manera convincente que no es claro que un acuerdo de esta índole incremente el bienestar (potencial). Viner sostenía que una unión aduanera da origen a dos tendencias opuestas. Por un lado, una unión aduanera tiende a aumentar la competencia y el comercio entre los países miembros, y esto representa un movimiento hacia el comercio mas libre. Por otro, una unión aduanera tiende a proveer relativamente mas protección contra el comercio y la competencia del resto del mundo, y esto representa un movimiento hacia una mayor protección.

Las principales herramientas de análisis de Viner fueron los conceptos de creación de comercio y desviación de comercio. Viner demostró que la formación de una unión aduanera puede conducir a una creación de comercio o a una desviación de comercio, pero mientras la creación de comercio es buena y tiende a aumentar el bienestar, la desviación de comercio es mala y tiende a disminuir el bienestar. El efecto final sobre el bienestar depende de cual de estas dos influencias opuestas, la creación de comercio y la desviación de comercio, es mayor.

6.4 Efectos de las uniones aduaneras

Asimismo de los efectos estáticos de la creación de comercio y la desviación de comercio, las uniones aduaneras tienen algunos interesantes efectos dinámicos, tales como una mayor competencia, estimulo al cambio técnico, estimulo a la inversión y economías de escala.

La competencia, en este contexto, se refiere más bien a la capacidad y voluntad de los productores para penetrar el mercado. Cuando se eliminan los aranceles y el mercado se expande, se incrementa el número de competidores potenciales, las estructuras de mercado monopolísticas y oligopolísticas se tornan expuestas a las presiones de afuera y las empresas ineficientes o se vuelven eficientes o desaparecen. La competencia se torna menos personal y más efectiva, y conduce a la investigación y al desarrollo de nuevos productos, lo cual crea un clima que conduce a un mayor cambio técnico y a un crecimiento económico mas acelerado. La mayor competencia fue muy importante entre los países que ahora constituyen la Comunidad Europea.

El incremento en la competencia y el cambio técnico genera inversión adicional, la cual es necesaria para sacar ventaja de las oportunidades recientemente creadas. Con certeza, ciertas industrias que compiten con las importaciones son fuertemente golpeadas por la competencia extra de los productores más eficientes localizados en otros países de la unión. En estas industrias, debe esperarse un monto menor de inversión, la cual debe restarse de la actividad de inversión positiva en otras industrias que florezcan con el fin de estimar el efecto neto sobre la inversión.

Algunos países de la unión pueden también experimentar un incremento en la inversión del resto del mundo. Las firmas extrajeras existentes en la unión pueden expandirse o reagruparse con el fin de sacar ventaja de las oportunidades recientemente creadas.

La creación de un mercado mas grande conduce a un mayor grado de especialización, lo cual resulta en una reducción de costos por varias razones; mayor utilización de la capacidad de planta, aprendizaje en el trabajo y desarrollo de un grupo de trabajadores y directivos calificados. Tales economías de escala son particularmente importantes para los países en desarrollo.

Se ha argumentado que una gran ventaja de la economía de Estados Unidos es su gigantesco mercado interno, lo cual facilita la explotación de economías de escala. Los críticos hacen dos observaciones: (1) muchas compañías pequeñas son eficientes mientras que algunas compañías grandes son lentas, y (2) hay países con mercados internos relativamente pequeños, como Suecia y Suiza, que tienen industrias altamente eficientes y son muy prósperas.

6.5 El comercio preferencial entre las economías menos desarrolladas

Entre los países en desarrollo existe un comprensible deseo por acelerar el ritmo de su desarrollo económico y por elevar su nivel de vida. Para lograr este objetivo, los países en desarrollo con frecuencia persiguen una política conocida como industrialización sustitutiva de importaciones. Esta política con frecuencia significa pérdidas para los países involucrados porque va en contra de la ley de la ventaja comparativa y genera ineficiencia económica.

Un importante factor económico que puede explicar el fracaso de la industrialización sustitutiva de importaciones en muchos países en desarrollo es el reducido tamaño de los mercados nacionales. Las naciones en desarrollo sufren de pequeños ingresos per capital y, adicionalmente, las poblaciones de muchos de estos países son muy pequeñas. Por estas razones, los países en desarrollo no son capaces de desarrollar por sí mismos industrias eficientes.

Para superar el obstáculo de sus pequeños mercados nacionales, los países en desarrollo recurren con frecuencia a la integración regional, como por ejemplo: el Mercado Común Centroamericano, la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio, CARICOM, entre otros.

Desafortunadamente, la integración regional no ha sido muy exitosa, por varias razones. Primera, existen dificultades políticas, puesto que los gobiernos no están dispuestos a sacrificar su libertad, soberanía y autonomía. Segunda, existe el problema del transporte, dado que a pesar de su proximidad geográfica, las economías en desarrollo carecen de facilidades adecuadas de transporte para hacer que el mercado ampliado sea significativo. Tercera, existe siempre la prevención entre los países relativamente más pobres de que los relativamente mas avanzados del grupo puedan llegar a dominar toda la unión aduanera.

Es decir, los países relativamente más pobres sienten que, una vez que abran sus puertas a sus socios, nunca estarán en capacidad de construir su propia industria.

7. Organización del comercio internacional

7.1 Integración económica

La integración en general es un fenómeno multifacético, difícil de analizar debido, entre otras cosas, a que en un proceso de integración la variable política es indispensable. La mayor parte de los procesos de integración nacen o tienen un origen tanto político como económico. La integración debe ser vista mas que todo como un instrumento al servicio de objetivos superiores tales como el bienestar, la solidaridad, la prosperidad, la paz y la seguridad.

El concepto de integración hoy día no constituye nada nuevo; ya desde el siglo pasado algunos países, para solucionar sus problemas económicos o político-estratégicos, combinaron diferentes formas de integración; pero es en los últimos veinte años cuando la integración ha cobrado nuevas fuerzas.

Los problemas de estrechez de los mercados, la escasez de los recursos de todo tipo, incapacidad de competir por costos mayores, la falta de recursos naturales y humanos, etc., originan la necesidad de cooperar con otros países. Hoy poseemos la gran ventaja de vivir en un mundo globalizado, lo que permite la eliminación virtual de fronteras. Así, la información y la comunicación han reducido significativamente su costo y aumentado exponencialmente su eficiencia. Ello ha dado origen a nuevos sistemas de comercio y de banca insospechados hace tan solo una década.

A pesar de que la integración económica no es lo ideal para la sociedad, es un paso firme para la apertura unilateral. Lo ideal para el economista seria la apertura generalizada en todos los países del mundo, exenta de trabas y restricciones al libre comercio. Es decir, la eliminación total del proteccionismo arancelario, no arancelario, cuotas, revisiones de fronteras, etc. Sin embargo, este paso es difícil en la práctica por cuanto existen en todos los países intereses locales poderosos que exigen cautela y que el proceso se realice de forma paulatina. Una manera de hacerlo es mediante la integración con los países vecinos. De esta forma, la integración es un second best o segunda mejor opción.

Con la opción de la integración regional, es factible hacer frente a la ausencia de ventajas comparativas en ciertas áreas mediante la complementación con otras economías, usualmente ubicadas dentro del mismo espacio regional.

La integración a su vez permite no solo efectos económicos internos casi inmediatos, como puede ser una mejor distribución de la riqueza, el incremento del comercio interno y la ayuda para resolver problemas distributivos dentro de las regiones, sino que, en el nivel externo, la capacidad de negociación internacional de los estados aumenta considerablemente al disponerse de recursos económicos y políticos conjuntamente, lo que les permite actuar como un solo bloque ante terceros países.

La integración se puede definir como la unión de varios mercados en uno solo, al que se adiciona la cooperación en áreas de interés común.

En términos generales, todo proceso de integración implica la eliminación de aranceles entre los países asociados (área de libre comercio), y la imposición de un arancel común para el resto del mundo (unión aduanera).

7.2 El tratado de libre comercio (México – EEUU – Canadá)

TRATADO DE LIBRE COMERCIO ENTRE MEXICO - COSTA RICA

El martes 5 de abril de 1994, los Presidentes de México, Lic. Carlos Salinas de Gortari, y de Costa Rica, Rafael Calderón Fournier, suscribieron el Tratado de Libre Comercio entre México y Costa Rica que, en caso de ser aprobado por los poderes legislativos de ambos países, entrará en vigor el próximo 1º de enero de 1995.

Este Tratado es el más completo que se ha negociado en América Latina, ya que incorpora un conjunto de reglas que darán transparencia y seguridad a los sectores productivos y promoverán el comercio de bienes y servicios, darán protección a los secretos industriales, marcas y derechos de autor y facilitarán las inversiones entre ambos países.

En todas las etapas de la negociación de este Tratado participaron activamente el Consejo Asesor para las Negociaciones Comerciales Internacionales y la Coordinadora de Organismos Empresariales de Comercio Exterior (COECE).

COBERTURA DEL TRATADO

El Tratado cubre los siguientes temas: Acceso a Mercados; Reglas de Origen; Agricultura; Normas Técnicas; Normas Fito y Zoosanitarias; Medidas de Salvaguarda; Prácticas Desleales; Compras Gubernamentales; Inversión; Servicios; Propiedad Intelectual y Solución de Controversias.

ACCESO A MERCADOS

· Eliminación inmediata de aranceles para el 70 por ciento de las exportaciones mexicanas. El 20 por ciento se desgravará en 5 años y el 10 por ciento en 10 años.

· El 75 por ciento de las exportaciones de Costa Rica se desgravarán de inmediato; 15 por ciento en 5 años, y 10 por ciento en 10 años.

· Se establecen los mecanismos para la efectiva eliminación de barreras no arancelarias y disciplinas para que no se discrimine a los bienes de ambos países.

AGRICULTURA

Acceso inmediato a los mercados para los productos con potencial exportador.

· Exclusión o máxima protección a los productos sensibles (carne, plátanos, productos avícolas y azúcar).

· Eliminación de subsidios a la exportación a partir del 1º de enero de 1999 o en la fecha en que los productos queden exentos del pago de arancel.

· Trato no discriminatorio en materia de normas técnicas y de comercialización.

NORMAS FITO Y ZOOSANITARIAS

· Se establecen disciplinas y reglas que aseguran oportunidad y transparencia para la elaboración, adopción y aplicación de este tipo de medidas.

TRATADO DE LIBRE COMERCIO ENTRE CANADA - COSTA RICA

Capítulo I: Objetivos

Artículo I.1 Establecimiento de la Zona de Libre Comercio

Las Partes de este Tratado, de conformidad con lo dispuesto en el Artículo XXIV del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994, que es parte del Acuerdo de Marrakech por el que se establece la Organización Mundial del Comercio, establecen una zona de libre comercio.

Artículo I.2 Objetivos

1. Los objetivos de este Tratado son los siguientes:

(a) establecer una zona de libre comercio de conformidad con este Tratado;

(b) promover la integración regional a través de un instrumento que contribuya al establecimiento del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y a la eliminación progresiva de las barreras al comercio y la inversión;

(c) crear oportunidades para el desarrollo económico;

(d) eliminar obstáculos al comercio y facilitar el movimiento transfronterizo de mercancías entre los territorios de las Partes;

(e) aumentar sustancialmente las oportunidades de inversión en los territorios de las Partes;

(f) facilitar el comercio de servicios e inversión con miras a desarrollar y profundizar las relaciones de las Partes basadas en este Tratado;

(g) promover condiciones de competencia leal en la zona de libre comercio;

(h) establecer un marco para una mayor cooperación bilateral, regional y multilateral dirigida a ampliar y mejorar los beneficios de este Tratado; y

(i) crear procedimientos eficaces para la ejecución y la aplicación de este Tratado, su administración conjunta y la solución de controversias

2. Las Partes interpretarán y aplicarán las disposiciones de este Tratado a la luz de los objetivos establecidos en el párrafo 1 y de conformidad con las normas aplicables del derecho internacional.

Artículo I.3 Relación con otros Tratados

1. Las Partes confirman los derechos y obligaciones existentes entre ellas conforme al Acuerdo de Marrakech por el que se establece la Organización Mundial del Comercio y otros acuerdos de los que sean parte.

2. En caso de alguna incompatibilidad entre tales acuerdos y este Tratado, este último prevalecerá en la medida de la incompatibilidad, salvo que en el mismo se disponga lo contrario.

Artículo I.4 Relación con Tratados en Materia Ambiental y de Conservación

En caso de alguna incompatibilidad entre este Tratado y las obligaciones específicas en materia comercial contenidas en:

(a) la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres, celebrada en Washington el 3 de marzo de 1973,con sus enmiendas del 22 de junio de 1979;

(b) el Protocolo de Montreal Relativo a las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono, celebrado en Montreal, el 16 de septiembre de 1987, con sus enmiendas del 29 de junio de 1990; o

(c) el Convenio de Basilea sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación, celebrado en Basilea, el 22 de marzo de 1989, estas obligaciones prevalecerán en la medida de la incompatibilidad siempre que, cuando una Parte tenga la opción entre medios igualmente eficaces y razonablemente a su alcance para cumplir con tales obligaciones, elija la que presente el menor grado de incompatibilidad con las otras disposiciones de este Tratado.

Artículo I.5 Alcance de las Obligaciones

Cada Parte es plenamente responsable de la observancia de todas las disposiciones de este Tratado y tomará las medidas razonables que estén a su alcance para garantizar su observancia por los gobiernos y autoridades regionales y locales dentro de su territorio.

TRATADO DE LIBRE COMERCIO ENTRE AMERICA CENTRAL Y REPUBLICA DOMINICANA – ESTADOS UNIDOS

El Tratado de Libre Comercio de América Central y la República Dominicana (Dominican Republic-Central América Free Trade Agreement, DR-CAFTA, en inglés), más comúnmente conocido como CAFTA-RD en inglés y en español se conoce como TLC RD-CAUSA (Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de Norteamérica), es un tratado de libre comercio todavía en negociaciones (julio 2005). Anteriormente conocido como CAFTA, el tratado originalmente incluía solamente a los Estados Unidos y los países de centroamericanos de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, y Nicaragua. En el 2005, la República Dominicana entró en las negociaciones y el tratado comenzó a llamarse CAFTA-RD BBC.

Otras naciones centroamericanas y antillanas no incluidas en el tratado son Belice, Panamá, Haití y Cuba. Panamá está actualmente en negociaciones con los Estados Unidos para un tratado de Libre Comercio bilateral y Belice pertenece a la Comunidad del Caribe (CARICOM). Haití recibió preferencias comerciales con los Estados Unidos por el Acta de Recuperación Económica de Haití (Haiti Economic Recovery Opportunity Act, HERO).

El Senado de los Estados Unidos aprobó el CAFTA-RD el 30 de junio de 2005 por votación de 54-45, menos de los 2/3 requeridos para la aprobación formal de un tratado. El 28 de julio de 2005, la Cámara de Representantes aprobó el tratado con votación de 217-215. Hasta el momento han aprobado el tratado El Salvador, Honduras, Guatemala, Nicaragua y la República Dominicana. Por otro lado, Costa Rica no ha decidido al respecto (octubre 2006).

Objetivos

El objetivo del acuerdo es la creación de una zona de libre comercio, similar al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), el cual actualmente incluye a Canadá, Estados Unidos y México. El CAFTA-RD también es visto como un paso intermedio para la creación del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), otro acuerdo más ambicioso aún que incluiría a naciones de Sudamérica y el Caribe (con la excepción de Cuba). Canadá está negociando otro tratado similar denominado Acuerdo de Libre Comercio de Canadá - América Central.

Si es aprobado por los congresos de todos los países participantes, serán eliminados los impuestos aduanales en aproximadamente 80% de los productos de exportación estadounidenses y el resto se irá reduciendo gradualmente durante la siguiente década. Debido a la Iniciativa del Gobierno Estadounidense para la Cuenca del Caribe, la mayoría de los bienes producidos en Centroamérica y el Caribe entran a los Estados Unidos libres de impuestos. Como resultado, la implementación del CAFTA-RD no implicará reducciones substanciales en los impuestos aduaneros de las importaciones estadounidenses, cuando son comparadas con las de los demás países del acuerdo.

Con la adición de la República Dominicana, la economía de mayor tamaño de la región, el área comprendida por el CAFTA-RD es el segundo mercado de exportación latinoamericano, detrás solamente de México, adquiriendo 15 millones de dólares al año. Las negociaciones en ambos sentidos alcanzan unos 32 millones de dólares.

A pesar de no ser necesariamente parte del Plan Puebla Panamá, el CAFTA es un precursor necesario para la ejecución del dicho plan por el Banco Interamericano de Desarrollo. El plan incluye la construcción de carreteras que enlazan a Ciudad de Panamá con Ciudad de México y llegan hasta Texas y el resto de los Estados Unidos.

La eliminación de los impuestos aduaneros, en caso de ser ratificado el tratado, no implican necesariamente que los impuestos pagados por los trabajadores y consumidores vaya a reducirse.

Oposición y resistencia

El grupo opositor Public Citizen, fundado por Ralph Nader, dice que el CAFTA-RD está basado en mismo sistema neoliberal fallido que el NAFTA y sirve para "impulsar el modelo de globalización corporativa que ha causado el desplome en los estándares laborales y medioambientales y que promueve la privatización y desregularización de servicios públicos básicos". Public Citizen argumenta que granjeros independientes en Estados Unidos, Canadá y México se han visto seriamente lesionados por los efectos de gigantes agroindustriales como Tyson y Cargill; el grupo teme que el CAFTA-RD tenga el mismo efecto en Centroamérica. Muchos grupos ambientales estadounidenses se oponen al acuerdo, incluyendo el Club Sierra, EnviroCitizen y Safe Earth Alliance.

En mayo de 2000, la Red Nacional Salvadoreña Americana, (Salvadoran American National Network), la asociación nacional de organizaciones comunitarias en Centroamérica, junto con otras organizaciones representando a inmigrantes de la región, expresó su oposición diciendo:

"Nuestra oposición al CAFTA no es ideológica. Como inmigrantes, tenemos un profundo conocimiento de los beneficios potenciales de mejoras en la cooperación transnacional. Nos gustaría un tratado que incrementara la oportunidad económica, protegiera nuestro medio ambiente común, garantizara los derechos de los trabajadores y reconociera el rol de los movimientos de grupos humanos a la hora de profundizar los ya existentes lazos entre nuestros países. Sin embargo, el CAFTA se queda bastante corto en este sentido"(PDF).

El CAFTA también enfrenta fuerte oposición debido a algunas secciones que recalcan la “exclusividad de información sobre pruebas” (test data exclusivity) para farmacéuticos. Esta sección se aplica cuando una compañía farmacéutica somete información sobre pruebas a una agencia reguladora para probar que su medicamento es seguro y efectivo. Esta exclusividad impediría que compañías más pequeñas reutilizaran estos datos para crear medicamentos genéricos de bajo costo. Producir estos datos es bastante costoso y compañías más pequeñas generalmente requieren la reutilización de estos datos para hacer medicamentos genéricos. En la práctica, esto significaría que compañías ubicadas en países ricos tendrían un monopolio en varias medicinas, como aquéllas utilizadas para tratar el SIDA, malaria y tuberculosis. Los críticos del tratado argumentan que éste impediría que personas de bajos ingresos obtengan medicamentos vitales. Médicos sin Fronteras

Según algunos, el CAFTA obligaría a los firmantes a adoptar el Codex Alimentarius de las Naciones Unidas, convirtiendo de esta manera a la Administración de Alimentos y Medicinas estadounidense (Foods and Drugs Administration) en mera vasalla de la Comisión "Codex Alimentarius".

La oposición considera que TLC CA-EU es mucho más que un simple Tratado Comercial, pues incorpora en sus contenidos una gama de mecanismos que conjugan prohibiciones a los gobiernos con derechos para las empresas extranjeras en materia de inversiones, tratamiento no discriminatorio, derechos de propiedad intelectual, acceso a mercados, flexibilización de servicios y acceso a licitaciones públicas.

En este sentido, el TLC CA-EU garantiza la transformación de privilegios en derechos para las empresas transnacionales, los cuales estarían asegurados en la medida en que su ratificación por parte de los Órganos Legislativos, convierte al TLC CA-EU en Ley de la República, dándole mayor jerarquía jurídica que toda la legislación secundaria de los países centroamericanos.

Numerosos grupos sociales de toda América Latina consideran que el TLC CA-EU fue negociado de espaldas al pueblo y responde a una lógica transversal que privilegia la ganancia por encima de los derechos humanos y la sustentabilidad. Constituye un instrumento probado en su capacidad para facilitar la acumulación de capital y viene a complementar las reformas neoliberales llevadas a cabo por los gobiernos de la región.

En Costa Rica, el TLC CA-EU ha recorrido un proceso muy arduo, inicialmente, con la negociación y posteriormente, con la ratificación por parte del Poder Ejecutivo quienes lo tuvieron “congelado” por más dos años. Actualmente esta en discusión en la Asamblea Legislativa, donde los criterios están muy divididos y marcados por las diferentes bancadas políticas. Se ha perdido mucho tiempo en el debate nacional y en este momento el factor tiempo es lo que tenemos en contra.

7.3 Integración centroamericana

Este es uno de los esfuerzos integracionistas más ambiciosos, a pesar de su éxito relativamente pobre. Se fundamenta en la necesidad de acompañar el esquema de sustitución de las importaciones. Esto motivó que los países de la región compitieran entre ellos, antes que buscar la complementariedad. Es uno de los esfuerzos más antiguos que existen. La integración nació por iniciativa de la CEPAL (Comisión Económica para la América Latina) en 1959, aunque el Tratado General de Integración Económica no entró en vigencia sino hasta 1962, cuando los cinco países (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica) lo ratificaron y entonces comenzó a funcionar un arancel común para las importaciones de terceros países.

El mercado común buscó promover el desarrollo económico de la región a través del libre comercio intrazonal, mas como un mecanismo automático que como un mecanismo basado en el principio de régimen internacional. El concepto de régimen implica acuerdos de largo plazo, no tanto acuerdos de corto plazo en beneficio de una parte.

A fines de los ochenta el mercado común se estancó entre la preponderancia del interés nacional sobre el regional. Los problemas de pagos, o sea, las deudas no satisfechas entre países llevaron a una paralización preocupante del comercio intrarregional y a la virtual desaparición del interés de proseguir con el esquema de integración.

Con la declaración de Antigua de 1990 se trató de revivir la integración, pero mas que nada se avanzó en el campo institucional, con la creación del SICA (Secretaria de Integración Centroamericana) como organismo encargado de ejecutar y llevar a cabo el proyecto integracionista.

En términos generales, el proceso de integración centroamericano avanza a pasos de enano. Se percibe un desinterés de Costa Rica por trabajar de forma conjunta con los otros países de la región. Diferencias de índole político con Nicaragua, diferencias culturales y de nivel de desarrollo hacen cuestionable una unión real y de largo plazo.

7.4 Comunidad económica europea

La Comunidad Económica Europea (CEE) fue una organización internacional creada por uno de los dos Tratados de Roma del 1957 (en vigor desde 1958), con la finalidad de crear un mercado común europeo. Los Estados signatarios fueron Francia, Italia, Alemania (por ese entonces, sólo la República Federal Alemana, no la República Democrática Alemana) y los tres países del Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo). El tratado establecía un mercado y aranceles externos comunes, una política conjunta para la agricultura, políticas comunes para el movimiento de la mano de obra y los transportes, y fundaba instituciones comunes para el desarrollo económico. Estas instituciones, posteriormente, en el año 1965, se fusionaran con las instituciones de la CECA y las de la EURATOM, gracias al Tratado de fusión (o Tratado de Bruselas).

La CEE fue la más famosa de las tres Comunidades Europeas, y después del Tratado de Maastricht (o TUE) se le cambió el nombre a Comunidad Europea (CE). También en el Tratado de Maastricht se creó oficialmente la Unión Europea. Tras la creación de la Unión Europea, la CE (antigua CEE) pasó a formar parte del primero de los tres Pilares de la Unión Europea.

La Unión Europea (UE) es la organización internacional del ámbito europeo dedicada a incrementar la integración económica y política entre sus estados miembros, y a reforzar la cooperación entre ellos.

Las especiales relaciones políticas se traducen en el establecimiento de un mismo Ordenamiento Jurídico, y en la existencia y funcionamiento de sus propias instituciones comunitarias. La primacía o prelación del Derecho comunitario sobre el nacional rige allí donde se ha producido cesión de competencias (y en aquellos casos en que las normas nacionales entren en colisión con las normas comunitarias). En realidad, el Derecho comunitario no es superior al Derecho interno de los Estados miembros de la Unión, sino que se integra en él coexistiendo de manera interdependiente (el Derecho comunitario no es supraconstitucional, sino más bien metaconstitucional o paraconstitucional).

La UE fue establecida por los miembros de la Comunidad Europea (CE) el 1 de noviembre de 1993, cuando entró en vigor el Tratado de la Unión Europea (TUE) que otorgó la ciudadanía europea a los ciudadanos de cada estado. También se intensificaron los acuerdos aduaneros y sobre inmigración, relajando los controles fronterizos con el fin de permitir a los ciudadanos europeos una mayor libertad para vivir, trabajar o estudiar en cualquiera de los estados miembros.

Objetivos de la Unión Europea:

· Promover el progreso económico y social a través de un mercado único (1993) y una moneda única (1999).

· Introducir la ciudadanía europea, que no reemplaza la nacionalidad, pero la complementa.

· Defender la identidad de la unión europea en el escenario mundial.

· Desarrollar un área de libertad, seguridad y justicia ligado al mercado interno y a la libre movilidad de personas.

· Mantener y asegurar la ley europea.

7.5 Otras organizaciones: Asiática, Africana, Caribe, Sur América

El éxito de la Comunidad Europea estimuló varios ensayos de integración económica en diversos grupos de países en vía de desarrollo como herramienta para ayudar su propósito de desarrollo económico. Sin embargo, todas estas tentativas han logrado sólo un éxito parcial o han fracasado. Por ejemplo: 1) el Mercado Común Centroamericano (MCCA), establecido en 1960 por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, que se disolvió en 1969 y revivió en 1990; 2) la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC) constituida en 1960 por México y la mayor parte de los países de Suramérica, y su subgrupo (el Pacto Andino) constituido por Colombia, Ecuador, Bolivia, Chile, Perú y Venezuela en 1969, que aspiraba a acelerar el proceso de integración y establecer un mercado común; en 1978 la ALALC fue sustituida por la Asociación Latinoamericana de Integración (ALDI); 3) la Asociación Caribeña de Libre Comercio (ACLC) que se instituyó en 1968 y se transformó en la Comunidad Económica del Caribe (CARICOM) en 1973; 4) la Comunidad Económica de África Oriental, que se estableció en 1967 por Kenia, Tanzania y Uganda, y se desintegró en 1977; 5) la Comunidad Económica de África Occidental, constituida en 1974; 6) el Área Económica Preferencial, constituida por 18 países de África oriental y del sur, desde Sudán en el norte hasta Mozambique en el sur, que se estableció en 1982 y proyectaba llevar a cabo una unión aduanera antes de finalizar la década; y 7) la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ANSA), que incluye Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur y Tailandia y que, a pesar de ser fundamentalmente una asociación política, en 1976 también decidió inclinarse hacia un mercado común. Estas uniones aduaneras están (o estuvieron) proyectadas a un gran punto muy evidente de desviación de comercio para estimular el desarrollo industrial.

Tal vez, el mayor obstáculo para lograr éxito en una integración económica entre grupos de países en vía de desarrollo, radica en que los beneficios no son distribuidos de manera equitativa entre los países miembros. Por el contrario, es probable que los beneficios se acumulen principalmente para los países mas avanzados dentro del grupo, lo cual conduce a que los países atrasados e retiren, provocando el fracaso de intento hacia una integración económica. Una forma de evitar esta dificultad es suministrar asistencia de inversión hacia la plantación industrial (es decir, la asignación de algunas industrias para cada país miembro). Aunque esto se intento en el Mercado Común Centroamericano, la unión fracasó y se disolvió.

Otra dificultad radica en que muchos de los países en vía de desarrollo no están dispuestos a ceder parte de su soberanía recién adquirida a una comunidad supranacional, como se exige para que haya éxito en la integración económica.

Otras dificultades provienen de la carencia de óptimas formas de transporte y comunicaciones entre países miembros, la distancia que a menudo los separa, la naturaleza complementaria de sus economías y la competencia para los mismos mercados mundiales de sus exportaciones agrícolas. Por estas razones, no puede asegurarse que la integración económica entre países en vía de desarrollo tenga éxito en la mayor parte de los casos. El esfuerzo fracasa o no es funcional en la mayor parte de éstos, e incluso cuando no suministran beneficios significativos a los países involucrados.

7.6 Consideraciones sobre la liberalización del comercio y el desarrollo económico

Según la teoría comercial tradicional, si cada país se especializa en la producción de un bien que sea de su ventaja comparativa, la producción mundial será mayor y, gracias al comercio, cada país participará de las ganancias. Con la actual distribución de dotaciones de los factores de producción y de tecnología entre los países desarrollados y los países en vía de desarrollo, la teoría de la ventaja comparativa describe así que éstos últimos deberían continuar especializándose en la producción y en la exportación de materias primas, combustibles, minerales y alimentos para los países desarrollados a cambio de productos manufacturados.

Aunque esto puede maximizar el bienestar a corto plazo, los países en vía de desarrollo creen que este modelo de especialización y comercio los relega a una posición subordinada ante los países desarrollados y les impide recoger los beneficios dinámicos de la industria y maximizar su bienestar a largo plazo. Los beneficios dinámicos resultantes de la producción industrial son mano de obra más calificada, mayores innovaciones, precios más estables y más altos para las exportaciones del país y mayores ingresos para su población. Con la especialización de los países en vía de desarrollo en bienes básicos y la especialización de los países desarrollados en productos manufacturados, la mayor parte de los beneficios dinámicos de la industria y del comercio (si no todos) corresponden a los países desarrollados dejando a los países en vía de desarrollo pobres, subdesarrollados y dependientes.

Esta opción la refuerza el hecho de que todos los países desarrollados son fundamentalmente industrializados, en tanto que todos los países en vías de desarrollo son fundamentalmente agrícolas o mineros.

En resumen, la teoría comercial tradicional puede maximizar el bienestar en un punto en el tiempo, pero no con el paso del tiempo. En consecuencia, los países en vías de desarrollo exigen cambios en el modelo comercial y una reforma del actual sistema económico internacional que considere sus necesidades especiales de desarrollo.

Los anteriores argumentos son lo bastante sólidos como para hacer irrelevante la tradicional teoría comercial ante el proceso de desarrollo económico. Sin embargo, la teoría comercial tradicional puede extenderse rápidamente para incorporar cambios en la oferta de factores de producción, en tecnología, y en las preferencias por las técnicas de estática comparativa. Esto significa que el modelo de desarrollo del país no está determinado de una vez y para siempre, sino que debe rediseñarse a medida que cambian las condiciones sobresalientes o se espera que cambien con el tiempo. En la medida que un país en vía de desarrollo acumula capital y mejora su tecnología, su ventaja comparativa se desplaza alejándose de los productores básicos hacia los bienes manufacturados simples, inicialmente, y luego a los más complejos.

7.7 Los procesos de globalización, regionalización y subreginalización del Comercio

El triunfo internacional del sistema de libre comercio está generando una reacción crítica que se aglutina como movimiento anti-globalización. Los críticos de la globalización consideran que aunque este fenómeno esté resultando favorable para la prosperidad económica es definitivamente contrario a los objetivos de equidad social.

La protesta que se manifiesta en enfrentamientos contra los organismos internacionales, FMI, OMC y otros, es de hecho una reacción contra el excesivo triunfalismo del liberalismo económico que debe ser tenida muy en cuenta. La voz de las ONG y otros participantes del movimiento anti-globalización está teniendo un eco en el interior de estos organismos internacionales que cada vez están mostrando una mayor conciencia de la necesidad de afrontar los problemas sociales globales a la vez y con el mismo interés que los financieros.

Para juzgar las ventajas y los inconvenientes de la globalización es necesario distinguir entre las diversas formas que adopta ésta. Algunas formas pueden conducir a resultados positivos y otras a resultados negativos. El fenómeno de la globalización engloba al libre comercio internacional, al movimiento de capitales a corto plazo, a la inversión extranjera directa, a los fenómenos migratorios, al desarrollo de las tecnologías de la comunicación y a su efecto cultural.

Esfera armilar en la biblioteca del Escorial, el monasterio-palacio construido en el siglo XVI por Felipe II, el emperador "en cuyos dominios no se pone el sol".

Por ejemplo, la liberalización de los movimientos de capital a corto plazo sin que haya mecanismos compensatorios que prevengan y corrijan las presiones especulativas, ha provocado ya graves crisis en diversas regiones de desarrollo medio: sudeste asiático, México, Turquía, Argentina... Estas crisis han generado una gran hostilidad a la globalización en las zonas afectadas. Sin embargo sería absurdo renegar de los flujos internacionales del capital que son imprescindibles para el desarrollo.

En general, tal y como se ha argumentado en epígrafes anteriores de este tema, el comercio internacional es positivo para el progreso económico de todos y para los objetivos sociales de eliminación de la pobreza y la marginación social. Sin embargo, la liberalización comercial, aunque beneficiosa para el conjunto del país afectado, provoca crisis en algunos sectores que requiere la intervención del estado. Si se quiere que los avances de la globalización sean mejoramientos paretianos, es decir, sin que disminuya el bienestar de nadie, es necesaria la intervención de los gobiernos y los organismos internacionales redistribuyendo los beneficios y compensando a los perjudicados.

En cualquier caso, aunque el progreso global facilite la consecución a largo plazo de objetivos sociales, la especial gravedad de algunos problemas requiere una actuación decidida, sin esperas.

Por otra parte, es posible que los críticos anti-globalización no sean conscientes de los efectos sociales positivos de ésta. Consideremos por ejemplo el efecto que está teniendo la globalización cultural, el turismo y los movimientos migratorios sobre el papel de la mujer y los derechos de los niños en las sociedades más tradicionales.

Una crítica que suele plantearse en los países avanzados es que la globalización reduce los salarios reales y provoca la pérdida de puestos de trabajo. Los críticos sostienen que la oleada de productos que requieren mucha mano de obra generados en países en desarrollo de salarios bajos destruye el empleo en los países industriales. Este argumento se suele utilizar para restringir las importaciones de los países en desarrollo. En realidad el tema es bastante más complejo. En las últimas décadas, primero un grupo de países y luego otro han comenzado a abrir su economía y a beneficiarse del comercio. A medida que estos países prosperan, sus salarios reales aumentan, y dejan de ser competitivos en una producción que requiere un uso intensivo de mano de obra. No sólo dejan de ser una amenaza para los trabajadores de los países industriales sino que además se convierten ellos mismos en importadores de bienes que requieren mucha mano de obra. Este proceso se observó en Japón en los años setenta, Asia oriental en los ochenta y China en los noventa.

Los beneficios de la globalización casi siempre superan a los perjuicios, pero hay perjuicios y, para contrarrestarlos, se necesitan instituciones adecuadas. Cuando las empresas de capital extranjero causan contaminación en los países en desarrollo, la solución no es impedir la inversión extranjera o cerrar esas empresas, sino diseñar soluciones puntuales y sobre todo organizar la sociedad, con ministerios, normas medioambientales y un aparato judicial eficaz que las imponga.

El reforzamiento de las instituciones debe producirse también a nivel internacional. El FMI debe diseñar medidas de previsión y control de los perjuicios causados por los movimientos espasmódicos de capital a corto plazo. Además, deben actuar de forma más coherente. Por ejemplo, si la OMC fomenta el libre comercio, no debe aceptar barreras comerciales justificadas por razones sociales. La lucha contra el trabajo infantil, por ejemplo, no debe basarse en represalias comerciales sino en un mayor intervencionismo de la Organización Internacional del Trabajo o la Organización Internacional de la Salud

8. El proceso de ajuste internacional

8.1 Naturaleza y base internacional del mercado de cambio extranjero

El mercado de divisas se define como: aquel en donde los individuos, las firmas y los bancos comerciales compran y venden divisas o monedas extranjeras.

En general, la función principal de los mercados de divisas consiste en la transferencia de fondos o poder de compra de un país y su respectiva divisa con respecto a otro. Normalmente esto se efectúa por vía telegráfica, que se paga con una transferencia electrónica de fondos en vez de enviar un cheque por correo, con la cual, un banco local autoriza a su banca correspondiente en un centro monetario extranjero para que pague una cantidad especifica en moneda local a una persona, firma o cuenta.

La demanda de divisas extranjeras se incrementa cuando: los turistas visitan otro país y necesitan cambiar su moneda nacional para arribar a aquél, cuando una empresa doméstica desea importar de otros países, cuando alguien desea invertir en el exterior, etc. Por otro lado, la oferta de divisas extranjeras de un país aumenta por los gastos del turista extranjero en el país, por las ganancias provenientes de las exportaciones, por contratos de inversiones extranjeras, y otros. Por ejemplo: supóngase una firma estadounidense que exporta al Reino Unido, recibe pago en libras esterlinas (divisa del Reino Unido). El exportador de EEUU canjeará libras esterlinas por dólares en un banco comercial. Luego, este banco venderá las libras esterlinas por dólares al residente estadounidense que vaya a visitar al Reino Unido, a la compañía que desee importar de allí y pagar en libras esterlinas, o a quien quiera invertir en aquel país y necesite libras esterlinas para hacerlo.

En consecuencia, los bancos comerciales de un país operan como cámaras de compensación para cubrir la oferta y demanda de divisas en el curso de transacciones internacionales por parte de los residentes en dicho país. Sin esta función, un importador de los EEUU que necesite libras esterlinas británicas, en efecto, tendría que localizar un exportador estadounidense con libras esterlinas para que le vendiese. Esto requeriría mucho tiempo y resultaría ineficaz, además seria en esencia equivalente a volver al proceso de comercio por medio de trueque. Los banco comerciales de los EEUU que se encuentren con una sobreoferta de libras esterlinas venderán su excedente, mediante corredores, a bancos comerciales que en poco tiempo necesiten libras esterlinas para satisfacer la demanda de sus clientes.

Si la demanda total de divisas en el país en el curso de sus transacciones extranjeras excede sus ganancias totales de divisas, tendrá que cambiar la tasa respectiva para su cambio con el fin de equilibrar las cantidades totales de demanda y de oferta. Si no se realiza este ajuste en las tasas de cambio, los bancos comerciales del país tendrían que tomarlas en préstamo del banco central, el cual, en consecuencia, tendría que actuar como “prestamista de última instancia” y reduciría así sus reservas en divisas.

Por otro lado, si el país genera una oferta excedente de divisas en el curso de sus transacciones comerciales con otros países (y si no realiza un ajuste en las tasas de cambio), esta oferta excedente seria canjeada por moneda nacional en el banco central, incrementando de este modo sus reservas de divisas extranjeras.

De este modo, en los mercados de divisas se pueden identificar cuatro niveles de participantes:

a) Los usuarios tradicionales: turistas, importadores, exportadores, inversionistas y otros.
b) Los bancos comerciales: que actúan como cámaras de compensación entre usuarios y beneficiarios del mercado de divisas. c) Los corredores: son los que negocian con los bancos comerciales.
d) El banco central: que funge como vendedor o comprador de última instancia cuando las ganancias totales de divisas no son iguales a los gastos.

En consecuencia, el banco central reduce o incrementa sus reservas internacionales.

8.2 Posición de inversión internacional

Las razones que originan las inversiones directas en el exterior, normalmente, son: buscar rendimientos más elevados (provenientes de mayores tasas de desarrollo en el exterior, políticas tributarias más favorables o mejor infraestructura) y diversificar los riesgos. En realidad, se ha comprobado que las empresas orientadas hacia el comercio internacional, bien sea hacia las exportaciones o a la producción externa o a las ventas, son mas rentables y experimentan menor variabilidad en los beneficios que las dedicadas sólo al comercio doméstico.

Estas razones son suficientes para explicar las inversiones internacionales, pero no resuelven la cuestión fundamental con respecto a las inversiones directas externas. Es decir, no pueden explicar por qué los habitantes de un país no adquieren préstamos de otros países y realizan inversiones reales en su país antes que aceptar inversiones directas provenientes del exterior.

Después de todo, es de esperarse que los habitantes del país estén más familiarizados con las condiciones locales y por consiguiente tengan una ventaja competitiva frente a los inversionistas extranjeros. Hay varios motivos posibles para tal afirmación. Uno es que muchas empresas tienen algún secreto de producción o alguna técnica de administración que podrían utilizar con facilidad y rentabilidad en el exterior y sobre la cual desean mantener el control directo. En tal caso la empresa invertirá directamente en el exterior. Esto implica una integración horizontal o producir en el extranjero un bien caracterizado que también se produce en el mercado doméstico.

La empresa IBM, por ejemplo, desarrolla su propia tecnología de computadoras, sobre la que desean mantener un control directo. No obstante, puede ensamblar computadoras en el exterior para cubrir el mercado, en vez de hacerlo mediante exportaciones.

IBM no desea entregar licencia para la fabricación a los productores extranjeros porque quiere mantener el control de sus secretos comerciales y de sus patentes, así como brindar mejor calidad y servicio.

Aun si IBM quisiera negociar las licencias, esto no seria factible debido a que las innovaciones tecnológicas ocurren con demasiada rapidez en este campo. Lo mismo le sucede a muchas otras multinacionales. Esta es la razón que se esconde detrás de las inversiones directas en el sector industrial en los países desarrollados.

Otra de las razones importantes es el control que se ejerce sobre las materias primas necesarias y, por tanto, asegurar el suministro continuo de éstas al mas bajo costo posible, lo cual se denomina integración vertical y es la forma que adoptan muchas inversiones extranjeras directas en los países en vía de desarrollo y en algunos países desarrollados ricos en minerales. La integración vertical que incluye empresas multinacionales también puede adquirir redes de distribución y ventas en el exterior, como sucede con los mayores fabricantes de automóviles.

Otra de las razones para efectuar la inversión externa directa puede ser para evitar los aranceles y otras restricciones que los países imponen a las importaciones o aprovechar los diversos subsidios que los gobiernos otorgan para estimular dichas inversiones. También se puede mencionar la intención de entrar al mercado monopolístico con el fin de compartir los beneficios, comprar una empresa extranjera en expansión para evitar su futura competencia y la pérdida posible de mercado para las exportaciones.

8.3 El modelo de balanza de pagos – supuestos básicos

La balanza de pagos es una herramienta muy útil de análisis económico para la formulación de políticas concernientes con el sector externo de toda economía. Para una mejor comprensión y uso de esta herramienta de análisis, es indispensable familiarizarse con los conceptos básicos, la metodología, aspectos teóricos y la contabilidad de la balanza de transacciones internacionales.

Todo aquel que quiere investigar sobre el sector externo de una economía, y de sus relaciones con otros países, deben estar familiarizado con los conocimientos teóricos básicos sobre cómo y porqué se dan los flujos comerciales y financieros, entre estados, empresas e individuos, en un mundo cada vez más globalizado. Vasto en extensión, pero cada vez más pequeño por los logros tecnológicos alcanzados recientemente en los medios de transportes, las telecomunicaciones y la informática.

Sin embargo, esta comprensión de lo que sucede con el sector externo de una economía y el resto de países sería incompleta, si es que no se consideran los vínculos, muchas veces muy estrechos, que existe entre la economía interna y el resto del mundo. Estos vínculos siguen dos sentidos: 1) uno del exterior a la economía doméstica, y 2) otro de los cambios en las condiciones económicas internas a los cambios en las transacciones económicas que realiza una economía con el resto del mundo. La importancia de estos vínculos también se presenta al analizar los factores endógenos y exógenos que influyen sobre las transacciones externas y el equilibrio de las cuentas corrientes, como con las implicancias de la política macroeconómica en los ajustes de la balanza de pagos. Esta comprensión integral permite entender mejor los efectos cada vez más expansivos de las corrientes económicas actuales en los mercados domésticos y externos.

La balanza de pagos es en primer lugar un registro estadístico-contable de las transacciones económicas (internacionales) de un país con el resto del mundo. Sin embargo, su importancia radica en que es una valiosa herramienta de análisis económico de la situación y de los vínculos económicos de un país determinado con los estados y territorios extranjeros. A la vez, es un instrumento valioso para la formulación de políticas económicas adecuadas que le permita al país sacar mayores ventajas de sus relaciones económicas con los demás países del mundo.

Es decir, los beneficios del acceso a mayores mercados, flujos de fondos y tecnologías nuevas; permitiéndole beneficiarse de las ventajas derivas de la especialización, diferenciación y de las economías de escala de los procesos económicos.

Por lo que el principal objetivo pragmático del análisis de la balanza de pagos es proporcionar la información veraz (o más aproximada) sobre la situación y el desempeño comercial y/o financiero del sector externo de una economía. A fin de facilitar el proceso de toma de decisiones económicas (tanto a nivel macro como micro) de los gobiernos y demás agentes económicos involucrados, para la obtención de beneficios para el país, en un contexto de economía global.

9. La política económica internacional

En el siglo XX el estudio de la economía política internacional se ha descuidado. La política y la economía se han divorciado y se han aislado en el análisis y la teoría, aunque no en la realidad, de las relaciones internacionales.

Una razón de este divorcio hay que buscarla en la herencia teórica académica occidental. La herencia que ha conformado gran parte del estudio moderno de la política y la economía (y que es responsable de la separación artificial de ambas) es el liberalismo. Los teóricos liberales rechazaron el antiguo concepto de un orden político y económico unificado y lo han reemplazado por dos órdenes separados.

En primer lugar argumentaban los liberales, un sistema económico se basa en la producción, la distribución y el consumo de bienes y servicios; estos procesos económicos actúan fundados en leyes naturales. Además, sostenían hay una armonía en esas leyes y en el sistema económico, y esa armonía natural opera mejor y ventajosamente para todos cuando la autoridad política interfiere menos en su operación.

Segundo, decían que el sistema político consiste en el poder, la influencia y la decisión pública. La política, aseveraban a diferencia de la economía, no obedece a leyes ni a armonía naturales. La política es inevitable y el gobierno es necesario para los servicios esenciales: defensa, legislación y orden. Pero, para ellos, el gobierno y la política no deben interferir en el orden económico natural. En un sistema internacional, la única esperanza de paz y armonía de los liberales consiste en que la política se desenvuelva aislada de la economía y que rijan entre las naciones los procesos naturales y armónicos de la libertad de comercio, aportando con ello no solo prosperidad sino paz para todos.

A partir del siglo XIX, la ciencia económica y la política se han desarrollado como disciplinas distintas, apuntando a procesos separados, y cada una hace caso omiso en gran medida del campo común en que ambas se sobreponen e interrelacionan.

En consecuencia, la economía política internacional ha sido fragmentada en política internacional y economía internacional. Los economistas, en su mayor parte, han desconocido el papel que desempeñan los factores políticos en el proceso económico internacional y en las políticas, en tanto que los estudiosos de la política internacional tendían a desentenderse de los problemas económicos en la relación entre los países.

9.1 Teoría de la política económica

En el periodo mercantilista, los gobiernos regulaban la actividad económica y adquirían colonias. En el siglo XIX, los británicos derogaron las Leyes de Granos, las leyes de navegación y optaron por el libre comercio. Al cabo de este siglo, la política nacional se dedico a la anexión de territorios en Asia y África. En los años transcurridos desde la Segunda Guerra Mundial, la política exterior de Estados Unidos ha apuntado a un sistema multilateral de libre comercio.

Estas políticas nacionales eran determinadas, a su vez, por procesos políticos internos. La política económica es la resultante de un proceso político de negociación, donde diferentes grupos, representativos de intereses dispares, están en conflicto sobre los resultados perseguidos. El resultado del conflicto político depende del poder. Las diferentes fuerzas de los grupos en pugna afectan los resultados de la política económica exterior.

Así, el mercantilismo podría verse como el resultado de un conflicto político entre los poderes locales y el creciente poder del gobierno central; el libre comercio fue el producto de un conflicto entre los terratenientes, que abogaban por la protección, y la ascendiente clase burguesa, que propugnaba el libre comercio; el imperialismo reflejaba el poder político de las ascendientes clases militares y capitalistas, y el liberalismo norteamericano fue determinado por el apoyo de que gozaba entre poderosos grupos empresarios y sindicales. La política económica suele estar conformada por intereses políticos o se convierte en herramienta explicita de la política estratégica y diplomática nacional. La política comercial se articula, con frecuencia conscientemente, con metas políticas.

9.2 Desequilibrio temporal contra desequilibrio fundamental

Los desequilibrios temporales en la balanza de pagos (déficit o superávit) tienden a durar por un lapso breve y son originados por perturbaciones exógenos de naturaleza puramente transitoria (ejemplos: una huelga o una mala cosecha) o de naturaleza reversible (algo estacional). Por otro lado, los desequilibrios fundamentales son de naturaleza crónica, es decir, tienden a persistir. Las causas del desequilibrio fundamental son desajustes de raíces profundas en la economía internacional.

El desequilibrio temporal debe ser financiado, mientras que el desequilibrio fundamental requiere de un verdadero ajuste.

Para eliminar las diferencias temporales entre sus flujos de ingresos y de gasto, las unidades económicas necesitan dinero. Cuando su ingreso excede su gasto, las unidades económicas dejan que sus existencias de dinero absorban su superávit, en tanto que, cuando su gasto excede su ingreso, las unidades económicas utilizan sus existencias de dinero para financiar el déficit.

Las naciones utilizan sus existencias de reservas internacionales de la misma forma como las unidades económicas individuales utilizan sus existencias de dinero. Así, una nación cuyos pagos internacionales autónomos temporalmente exceden sus ingresos internacionales autónomos, puede financiar su déficit disminuyendo sus reservas internacionales. De igual manera, una nación puede financiar un superávit temporal simplemente incrementando sus existencias de reservas internacionales.

9.3 Combinación de política para el equilibrio interno y externo

En este segmento se ocupa el dilema de cómo aplicar dos instrumentos de política (gasto del gobierno y ajuste en la tasa de interés) con el fin de obtener simultáneamente pleno empleo (equilibrio interno) y equilibrio en la balanza de pagos (equilibrio externo).

A continuación se analizan los cuatro desequilibrios posibles:

· (a) Inflación y déficit
· (b) Inflación y superávit
· (c) Desempleo y superávit
· (d) Desempleo y déficit

Estas son las recomendaciones políticas para resolver cada una de las diferentes condiciones económicas:

· (a) Fiscal: Reducción del gasto público / Monetaria: Aumento del tipo de interés
· (b) Fiscal: Reducción del gasto público / Monetaria: Baja de tasa de interés

· (c) Fiscal: Aumento del gasto público / Monetaria: Disminución de tasa de interés

· (d) Fiscal: Aumento del gasto público / Monetaria: Aumento de tasa de interés

9.4 Controles directos: Fiscales, monetarios, comerciales

Los ajustes en la tasa de cambio son políticas generales de cambio que influyen indirectamente sobre la balanza de pagos, es decir, a través de sus efectos sobre el ingreso nacional y el mecanismo de precios. Los controles directos son las políticas selectivas de cambio en el gasto, cuyo objetivo es controlar elementos particulares de la balanza de pagos. Estos se clasifican en:

· Controles fiscales: Incluyen todos los impuestos y subsidios que afectan rubros particulares de la balanza de pagos, generalmente las exportaciones e importaciones de mercancías. La razón es simple: las exportaciones e importaciones de mercancías se acomodan más fácilmente a las herramientas fiscales de impuestos y subsidios. El objetivo del impuesto a las importaciones es encaminar el gasto doméstico de importaciones hacia los productores nacionales. De la misma forma, el objetivo del subsidio a las exportaciones es estimular las exportaciones atrayendo el gasto extranjero hacia la producción nacional.

· Controles comerciales: Son restricciones cuantitativas sobre el volumen físico o sobre el valor de las importaciones o exportaciones. La herramienta comercial mas común es el uso cuotas a las importaciones o a las exportaciones. Por lo general, las cuotas de importaciones o exportaciones se administran a través de un sistema de licencias de importación y exportación en la cual el gobierno vende las licencias a los importadores y exportadores a un precio competitivo (o un costo fijo), o simplemente, las otorga con el criterio de que quien primero llega primero la recibe. Las importaciones también se pueden restringir a través de una cuota arancelaria. En este esquema, se importa cierta cantidad del bien libre de cualquier gravamen (o pagando un arancel bajo), mientras para cantidades adicionales se establece un arancel mayor a las importaciones.

· Controles monetarios: Un país puede intentar resolver su problema de balanza de pagos a través de un control de cambios, es decir, racionando de manera arbitraria la oferta limitada de cambio extranjero entre todos los potenciales compradores a la tasa de cambio prevaleciente. Para este propósito, el país con déficit puede establecer una autoridad de control de cambios y, entonces, proceder a exigir a través de una ley que todos los ciudadanos que reciban pagos del exterior deben vender su moneda extranjera a la autoridad de control de cambios a la tasa oficial, y que todos los ciudadanos que efectúan pagos al exterior deben comprar la moneda extranjera necesaria a la autoridad de control de cambios, a la tasa oficial

9.5 Tipo de cambio flexibles

El mercado de divisas extranjeras es el mecanismo mediante el cual se ofrecen y venden divisas o moneda extranjera. El mercado puede ser intervenido por el banco central o ser libre. El tipo de cambio fijo es determinado por el banco central y permanece fijo, con pequeñas variaciones ocasionales.

A lo largo del tiempo se ha dado una evolución hacia una mayor libertad. En consecuencia, el tipo de cambio flexible ha ganado paulatinamente una mayor aceptación.

El mercado libre posee un funcionamiento similar al mercado de cualquier otro bien. Es decir, el precio de la divisa (tasa de cambio) estaría sujeto a las leyes de la oferta y la demanda.

Por el lado de la oferta, podemos mencionar algunos elementos que la conforman:

· Las divisas generadas por exportaciones
· Entrada de capitales por concepto de préstamos del exterior.
· Inversión extranjera.
· Donaciones y regalías a nuestro país, etc.

La demanda de divisas esta constituida por:

· Los medios de pago para pagar importaciones
· Inversiones nacionales en el exterior
· Divisas requeridas por nacionales en viajes al exterior
· Pagos de intereses y amortizaciones a acreedores extranjeros, etc.

10. Consideraciones sobre el sistema monetario internacional

10.1 Tipos de sistemas

Las condiciones del sistema monetario internacional se refieren al marco de reglas, regulaciones y convenciones que gobiernan las relaciones financieras entre países. La conducta financiera externa de las naciones puede organizarse de muchas maneras y, por consiguiente, el sistema monetario internacional puede asumir muchas formas diferentes. Los economistas por lo general, utilizan diferentes criterios alternativos para clasificar los diversos sistemas monetarios internacionales posibles.

Para efectos de estudio se mencionan dos criterios: (1) el papel de las tasas de cambio y (2) la naturaleza de los activos de reserva.

Las finanzas internacionales se ocupan de las dificultades del cambio monetario internacional, es decir, las dificultades de convertir una moneda a otra. Por esta razón las tasas de cambio juegan un papel crucial en todos los sistemas monetarios internacionales. En realidad, podemos clasificar los diversos sistemas monetarios internacionales posibles de acuerdo con el grado de flexibilidad (o rigidez) de las tasas de cambio extranjero.

Conocemos las dos alternativas extremas de las tasas de cambio: permanentemente fija o absolutamente flexible.

Otra importante medida de los sistemas monetarios internacionales es la naturaleza de los activos de reservas. Por lo general, las reservas monetarias internacionales se dividen en dos grandes categorías: (1) reservas en especie y (2) reservas fiduciarias. Las reservas en especie (como el oro) tienen algún valor intrínseco aparte de su valor como dinero. En contraste, las reservas fiduciarias (como los derechos especiales de giro y las monedas nacionales no convertibles en reservas en especie) no tienen valor intrínseco.

Basados en la naturaleza de los activos de reserva, podemos clasificar los sistemas monetarios internacionales en las siguientes tres categorías:

· Patrones puros en especie, en los cuales todas las reservas son reservas en especie, como en el caso del patrón oro.
· Patrones fiduciarios puros, en los cuales todas las reservas son fiduciarias, como se ilustra por el patrón papel no convertible.
· Patrones mixtos, en los cuales las reservas son una mezcla de reservas en especie y reservas fiduciarias, como se ilustra por el patrón oro convertible.

10.2 Características

La función principal de un sistema monetario internacional es permitir que los procesos económicos fundamentalmente de producción y distribución operen lo más suave y eficientemente posible.

Esta es la razón principal por la que Adam Smith llamó al sistema monetario internacional la “gran rueda”. Cuando la gran rueda gira sin esfuerzo, las relaciones monetarias internacionales se vuelven poco llamativas, se dan por descontadas, puesto que la atención se torna hacia el enorme flujo constante que resulta de bienes y servicios destinados a satisfacer las necesidades humanas en cada esquina del planeta. Sin embargo, cuando la rueda gira con esfuerzo, se interrumpe el flujo internacional de bienes y servicios, con graves consecuencias para el bienestar económico de las naciones. Es particularmente durante estas crisis cuando la mayoría de la gente toma conciencia de la existencia y de la importancia del sistema monetario internacional.

Se concluye que los objetivos finales del sistema monetario internacional son: (1) la maximización de la producción y el empleo mundial total y (2) el logro de una distribución deseable del bienestar económico entre las naciones, así como entre diferentes grupos dentro de cada nación.

10.3 El patrón oro

En el patrón oro internacional, cada país ata su moneda al oro y permite, sin restricciones, la importación o la exportación de oro. En cuestión, el banco central de cada país en el patrón oro permanece listo para comprar y vender oro (y solamente oro) libremente a un precio fijo en términos de la moneda domestica, mientras que sus residentes privados son totalmente libres de exportar o importar oro. La esencia de un patrón oro internacional es que las tasas de cambio son fijas.

El episodio del patrón oro fue relativamente breve, surgió durante la década de 1870 y duró hasta el estallido de la primera guerra mundial en 1914. Este periodo usualmente se conoce como “la era dorada” del patrón oro. Durante estas cuatro décadas florecieron el comercio y la inversión mundial, promoviendo la especialización internacional y el bienestar global. El mecanismo de la balanza de pagos funcionaba sin sobresaltos y los conflictos de política entre las naciones eran extremadamente raros. En consecuencia, después de la primera guerra mundial era natural que los países y los académicos miraran con nostalgia el patrón oro de antes de la guerra.

En el centro del escenario del patrón oro se encontraba Inglaterra, debido a su liderazgo en los asuntos comerciales y financieros. Londres era el centro financiero del mundo e Inglaterra tenía el patrón oro desde 1821, medio siglo antes de que otros países importantes se le unieran. Inglaterra ejecutaba una política de libre comercio y también actuaba como prestamista de última instancia en tiempos de crisis cambiarias

El patrón oro previo a 1914 en realidad no cubrió a todo el mundo. Solamente un grupo de los principales países europeos estaban realmente con el patrón oro y mantenían tasas de cambio fijas. Las tasas de cambio de los otros países menos desarrollados, productores de bienes primarios por fuera del Imperio británico, particularmente en América Latina, fluctuaron ampliamente durante el periodo 1870-1914, en respuesta a las variaciones de la demanda extranjera por sus exportaciones, así como a las interrupciones súbitas de entradas de capital.

10.4 El sistema Bretton Woods

En 1944 los delegados de 44 naciones no comunistas sostuvieron una conferencia en Bretton Woods, New Hampshire. El principal objetivo era reformar el sistema monetario internacional, para cuyo propósito los delegados consideraron dos planes rivales: un plan inglés desarrollado por lord Keynes y un plan norteamericano diseñado por Harry Dexter White del Tesoro de los Estados Unidos.

Keynes propuso la creación de una Unión de Compensación con facilidades de sobregiro (prácticamente una línea automática de crédito) y con la capacidad de crear reservas.

Además, propuso la creación de una nueva unidad internacional de cuenta (que se llamaría bancor), la cual se utilizaría solamente en los libros de la Unión de Compensación. Otro importante aspecto del plan de Keynes era que no solamente los prestatarios en bancor sino también los prestamistas pagarían intereses sobre sus saldos, en un intento por adjudicar la responsabilidad del ajuste, por lo menos en parte, a los países con superávit.

El sistema que los delegados finalmente aprobaron, sin embargo, fue más afín con el plan de White, conocido posteriormente como sistema de Bretton Woods y que sirvió al mundo desde 1944 hasta 1971, un periodo de 27 años conocido como la era de Bretton Woods.

Las características más importantes del sistema son las siguientes:

a. Instituciones internacionales. La cooperación monetaria internacional requiere la creación de una agencia internacional con poderes y funciones definidos.
b. Régimen de tasas de cambio. Las tasas de cambio deberían ser fijas en el corto plazo pero ajustables de tiempo en tiempo ante la presencia de “desequilibrios fundamentales”.
c. Reservas monetarias internacionales. Para el suave funcionamiento del sistema de tasas ajustables, los países (individualmente y como grupo) requieren un gran volumen de reservas. Por consiguiente, debe haber algún aumento del oro y las monedas de reserva.
d. Convertibilidad de la moneda. En el interés de la armonía política y el bienestar económico, todos los países deben adherirse a un sistema de comercio multilateral sin restricciones y de monedas convertibles.

La era de Bretton Woods se puede dividir, convenientemente, en dos periodos: (1) el de la escasez del dólar (1944-1958), y (2) el de la abundancia del dólar (1959-1971).

El periodo de la escasez del dólar, que efectivamente fue el auge del patrón oro, se caracterizo por déficit moderados en Estados Unidos (comenzando en 1950, después de la ronda de devaluaciones de las monedas europeas en 1949). Aquellos primeros déficit en los Estados Unidos fueron, en promedio, de US$1.000 millones anualmente, y sirvieron el útil propósito de proporcionarle al mundo mucha de la liquidez necesaria.

Sin embargo, en 1958 el déficit anual de los Estados Unidos se disparó a cerca de US$3.500 millones, seguido por déficit aún mayores en los años siguientes. Al mismo tiempo las economías europeas se sintieron saturadas de dólares y comenzaron a convertir una importante porción de sus saldos en dólares a oro.

El problema de ajuste mas serio durante el periodo de la abundancia del dólar fue el persistente desequilibrio de pagos entre los Estados Unidos y los países con superávit en Europa (particularmente, Alemania) y el Japón.

Alemania y Japón se resistían a la solución obvia del problema, es decir, la reevaluación del marco y el yen. En su lugar, argumentaban que era responsabilidad de los Estados Unidos “colocar su casa en orden”.

Los Estados Unidos se sentían severamente restringidos, particularmente en su uso de la política de tasa de cambio, por una asimetría inherente en el patrón oro. Debido a que otras naciones estaban utilizando el dólar como su principal moneda de intervención, en consecuencia, EEUU no podía cambiar los precios de otras monedas en términos de dólares. En respuesta, los EEUU argumentaban que los países con superávit de Europa, y Japón, debían revaluar sus monedas puesto que EEUU no podía devaluar el dólar.

Los países Europeos y Japón podían ejercer mayor presión sobre los EEUU para que convirtieran sus saldos acumulados en dólares a oro, pero no lo hicieron. La razón es muy sencilla: “el exceso de dólares” era mucho mayor que “el stock de oro” de los EEUU, y cualquier intento de conversión hubiera causado el colapso del sistema entero, un hecho que no era conveniente para nadie.

La agonía termino el 15 de Agosto de 1971, cuando el presidente de los EEUU, señor Richard Nixon, anunciara el término de la vinculación entre el dólar y el oro. Eses fue el fin del sistema Bretton Woods, y los EEUU lograron recuperar su autonomía de las tasas de cambio.

10.5 Sistema actual y el nuevo sistema monetario europeo

Después de lo sucedido el 15 de Agosto de 1971, casi todas las principales monedas comenzaron a flotar en el mercado de cambio extranjero. Sin embargo, las principales naciones financieras del mundo no estaban todavía listas para aceptar el régimen de las tasas de cambio libremente fluctuantes.

El 18 de diciembre de 1971 el Grupo de los Diez (Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Holanda, Suecia, Inglaterra y los EEUU) llegaron a un acuerdo en el Instituto Smithsoniano en Washington, D.C. Este acuerdo se conoce como el Acuerdo Smithsoniano y sus tres principales provisiones eran las siguientes:

a. Los EEUU acordaban aumentar el precio oficial del oro a US$38 la onza (del precio de US$35 que había prevalecido desde 1934). Sin embargo, los EEUU rehusaron restablecer la libre convertibilidad de dólares a oro.

b. Otras naciones acordaron realinear sus tasas de cambio hacia arriba, en un esfuerzo por resolver el problema del dólar sobrevaluado. Esta realización fundamental efectivamente equivalió a una devaluación del dólar de cerca de 12% (sobre la base de un promedio ponderado).

c. Se permitió que las tasas de cambio fluctuaran dentro de una banda amplia, 2.25% hacia cualquier lado de las nuevas paridades, en lugar de 1% inicial.

A los seis meses, la libra esterlina había regresado a una tasa flotante. En febrero de 1973 los EEUU aumentaron el precio del oro por segunda vez, a US$42.22 la onza. Finalmente en Marzo de 1973 todas las principales monedas del mundo comenzaron a flotar nuevamente. Lo que surgió entonces fue un nuevo régimen de tasas de cambio: un sistema de flotación controlada.

En realidad los miembros de la Comunidad Europea fijaron sus monedas entre si y flotaron conjuntamente frente al dólar. Este experimento de la flotación europea conjunta se conoce como la “serpiente en el túnel”, debido a que el movimiento resultante de la flotación conjunta de las monedas dentro de una estrecha brecha produce un patrón de movimiento como el de una serpiente que se arrastra en un túnel.

Al inaugurar el actual sistema monetario internacional en 1973, los proponentes de las tasas de cambio flexibles esperaban tranquilidad en los pagos internacionales. En cambio, durante los 15 años de operación, el sistema de flexibilidad controlada ha conducido a gigantescos desequilibrios internacionales y a severas desalineaciones de las monedas. Actualmente, la mayoría de los economistas estarían de acuerdo en afirmar que la flexibilidad controlada ha fracasado en tres áreas fundamentales:

a. Desalineación de las monedas: La flexibilidad controlada ha permitido una gran desalineación del dólar, la moneda clave del sistema. El dólar estaba subvaluado a finales de los años 70 antes de que se volviera altamente sobrevaluado a principios de los años 80.

b. Falta de autonomía de políticas: Las tasas flotantes han fracasado en cortar los vínculos de política entre las naciones. La experiencia reciente muestra que la política económica genera efectos que son transmitidos al extranjero, principalmente porque los precios cambian más lentamente que las tasas de cambio nominales después de un cambio en la política económica. Por ende, el actual sistema no obliga a los países a considerar el impacto externo de sus propias acciones.

c. Proteccionismo: La flexibilidad controlada ha fracasado en su tarea básica de apoyar un sistema de comercio abierto. Debido a su liberalización gradual, los crecientes movimientos internacionales de capital han dominado los flujos de comercio en la determinación de las tasas de cambio. A su vez, las desalineaciones resultantes en las monedas han distorsionado las posiciones competitivas internacionales de las naciones y han conducido a fuertes presiones para imponer restricciones al comercio.

11. Algunas consideraciones sobre el comercio internacional y el medio ambiente

En las últimas décadas, numerosas naciones han tenido especial interés en la liberación del comercio así como de alcanzar un desarrollo sostenible. El Gobierno británico, sostiene que la liberación del comercio y la protección ambiental deben ir de la mano para contribuir al desarrollo sostenible. No obstante, el modo en que se fabrican las mercancías y la manera en que se desarrolla el comercio pueden a veces dañar el medio ambiente.

Por otra parte, a algunos países les preocupa que las medidas adoptadas para proteger el medio ambiente puedan tener efectos adversos en el comercio internacional y, en consecuencia, en su propio desarrollo económico.

Las naciones, si comercian a nivel internacional, ya no necesitan afanarse por la autosuficiencia (por abastecerse ellas mismas); en cambio pueden exportar las mercancías que producen con facilidad y eficacia e importar otras que requieran. Además, el comercio puede ayudar a producir los fondos necesarios para invertir en la protección ambiental, y la liberación del comercio puede estimular la difusión de tecnologías inocuas (que no hacen daño) para el medio ambiente.

Sin lugar a dudas, la responsabilidad de conseguir un desarrollo sostenible corresponde, en primer lugar, a cada país en particular. En muchos casos, los países no establecen normas de protección ambiental o no las hacen cumplir plenamente y, en consecuencia, agravan los problemas de contaminación y permiten que se agoten sus recursos. Los países suelen aplicar sus normas nacionales de protección ambiental a productos tanto importados como propios.

Las naciones en desarrollo, que a menudo carecen de las tecnologías necesarias para adaptar su producción a esas estrictas normas, a veces se quejan porque consideran que sus industrias se ven colocadas en una posición de desventaja. También han indicado que grandes industrias se reubican de sectores en la búsqueda de regiones con menos regulaciones, de esta forma no tienen que hacer inversiones mayores en tecnología, con el agravio que produce la desviación de puestos de trabajo y la emigración de la inversión extranjera.

No obstante, estudios realizados por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) han puesto de manifiesto que los gastos ambientales constituyen, como promedio, una proporción relativamente baja de los costos totales.

La OCDE no ha encontrado prueba de que los gobiernos estén recurriendo, deliberadamente, a bajos niveles de protección ambiental para obtener ventajas competitivas o para atraer inversiones, ni tampoco ha descubierto ninguna migración significativa de la industria a países con bajos niveles de protección ambiental.

A los legisladores y políticos, en materia ambiental, les interesa cumplir con los siguientes objetivos:

· El control de la contaminación y de las sustancias peligrosas
· La gestión de los desechos y su reducción a un mínimo
· La conservación de los recursos naturales, y
· La protección de los ecosistemas

Algunos aspectos del deterioro del medio ambiental, de la sociedad y de la economía:

· En las selvas tropicales de América Latina la extinción de especies podría alcanzar el 10% de la existencia total (alrededor de 100.000 especies).
· La contaminación industrial que afecta los suelos, el aire, el agua, la flora y la fauna, es un fenómeno que se ha extendido prácticamente a toda la Región.
· El calentamiento de la Tierra y el adelgazamiento de la capa de ozono de la atmósfera, afectan a la Región de manera creciente.
· Según estudios recientes, 81 millones de personas viven en zonas urbanas en las que el aire esta constantemente contaminado.
· Las consecuencias de la contaminación global: 2.3 millones niños con enfermedades respiratorias crónicas, 105.000 ancianos con bronquitis y casi 65 millones de días de trabajo perdidos como resultado de enfermedades respiratorias relacionadas.
· Los automóviles, los camiones y los autobuses son responsables de prácticamente todo el monóxido de carbono y los hidrocarburos que se emiten a la atmósfera urbana y el 50% de los óxidos de nitrógeno y partículas.
· En la ciudad de México, las muertes atribuidas al cáncer, a la influenza y a la neumonía se han sextuplicado desde 1956 y las muertes por enfermedades cardiovasculares se han cuadriplicado.
· La combinación de residuos químicos, desechos tóxicos, emisiones de los vehículos y otros contaminantes urbanos constituyen graves peligros la salud de todos los ciudadanos.
· En Cubatao, Brasil, una cuidad industrial altamente contaminada, 40 de cada 1000 niños nacieron muertos en 1980, mientras otros 40, la mayoría deformes, fallecieron en la primera semana de vida.
· Se han producido alzas de temperatura ambiente por problemas de contaminación térmica local y/o por cambios de clima global.
· El uso excesivo y sin cuidado de productos agroquímicos, en especial los plaguicidas, es una de las causas predominantes de envenenamiento por sustancias químicas.
· Aproximadamente el 75% de los plaguicidas que se emplean en América Central, están prohibidos o restringidos en los EEUU.
· Con el crecimiento de la industrialización viene un crecimiento del riesgo de accidentes industriales. México notificó que 43.435 fueron afectadas por los accidentes químicos en 1982 y que casi 1000 de ellas murieron.
· En 1990 el número de pobres alcanzó los 204 millones de personas.
· Se calcula que el 40% de los hogares no cubren las necesidades básicas. De los 12 millones de niños nacidos anualmente (en esos hogares), mas de 700.000 mueren antes de los doce meses.
· La pobreza causa deterioro ambiental, tanto en el medio rural como en el urbano.
· Se estima que la desnutrición afecta a 950 millones de personas (1/5 de la población mundial). Eso está claramente asociado a las situaciones de pobreza y a las desigualdades, en la distribución de las tierras y la riqueza, y no a la escasez física de alimentos a nivel mundial.

El uso inadecuado de la tierra y el mal manejo de los recursos naturales tienen efectos inmediatos de erosión, desertificación y deforestación; efectos secundarios en el clima, la temperatura, la perdida de terreno cultivable y aumentos del daño potencial que puede provenir de los desastres naturales, y por ultimo efectos en la salud del hombre.

Ahora se sabe muy bien que las políticas y los programas de desarrollo económico y los proyectos de inversión, a veces producen graves consecuencias adversas en la salud. En el momento de tomar decisiones y asignar recursos a nivel nacional, la integración del medio ambiente, la salud y otras preocupaciones sociales sigue siendo limitada. Para cambiar el rumbo de esta situación y asegurar la realización de una evaluación del peligro para el medio ambiente y la salud será necesario contar con mas que conocimiento científico, capacidad institucional o expertos calificados. Es imperioso contar con la voluntad política.

América Latina y el Caribe poseen una diversidad cultural y ecológica que puede ser aprovechada con imaginación y creatividad, y no simplemente enfrentada con modelos homogéneos ajenos a la misma. Hace falta una mayor eficiencia en la utilización de los recursos, lo que se logra con una gestión ambiental más racional y prudente, que examine la diversidad natural y socio-cultural. Urge establecer un verdadero proceso de selección de los sistemas tecnológicos que se utilicen para el aprovechamiento de los recursos naturales.

Con frecuencia las tecnologías seleccionadas deberán pasar por un proceso de adaptación a las condiciones ecológicas y sociales locales.

Biblliografía

hacholiades, Miltiades. Economía Internacional
Leff, Enrique & Mindahi. Comercio, medio ambiente y desarrollo sustentable.
Menjivar, Rafael & López. Intercambio compensado y crisis del comercio
Salvatore, Dominick. Economía Internacional, Teoría y Problemas
Sanahuj, Jose. La union europea y el tratado de maastricht.
Stilwell, Frank. Política Económica Regional.
Tacsan Chen, Rodolfo. Comercio Internacional.
Tugores Ques, Juan. Economía Internacional: Globalización e integración regional Vittorio, Marrama. Política Económica países subdesarrollados.
Zambrana, Colman. Administración del comercio internacional.

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Roberto Garita
Universidad Panamericana
Comercio Internacional
San José, Costa Rica

rgaritamarrobahotmail.coml

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.