Abuso sexual infantil incestuoso

Autor: Luis Pedro Menacho Chiok

Otros conceptos de economía

02-2007

Descargar Original

INTRODUCCIÓN

Tomado de Teresa Viviano Llave: “Abuso Sexual Incestuoso”.

Un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que en la ciudad de Lima y Cusco, dos de cada 10 mujeres fueron víctimas de abuso sexual antes de los 15 años, principalmente por parte de un familiar.

Esta cifra demuestra que el abuso sexual es mas común de lo que se cree y que además la persona agresora es frecuentemente alguien en quien se ha depositado la confianza del cuidado y protección del niño, niña o adolescente.

El abuso perpetrado por un familiar o allegado tiene connotaciones especialmente riesgosas para las víctimas, pues la cercanía y la confianza del victimario favorece que el abuso se repita, el silencio se prolongue y que el daño se vuelva irreversible. Cuando las víctimas rompen el silencio, cargan tras sí, largos años de abuso sexual, enfermedades, embarazos, culpas y resentimientos.

¿Qué es el abuso sexual incestuoso?

Se puede denominar como abuso sexual incestuoso a toda interacción de índole sexual con una niña, niño o adolescente, por parte de un pariente consanguíneo o que son percibidos como parientes cercanos. La connotación de abuso es capital, en tanto existe una relación desigual de superioridad y poder.

Los casos atendidos en los Centros Emergencia Mujer (CEM)

En los CEM’s, el 23.9% de menores de 18 años reportaron abuso sexual (Enero 2002-Junio 2003). La mitad de estos casos fue por incesto y tuvieron como principales víctimas a las niñas y especialmente a las adolescentes.

Cuando el padre o el padrastro es el abusador

De los niños menores de 12 años que reportaron abuso sexual en los CEMs., el 13.2% refirió como agresor al padre y el 9.6%, al padrastro. En el caso de los adolescentes (12 a 17 años) el 9.6% señaló al padre y el 7.7% al padrastro.

Situación que genera gran disyuntiva y conflicto a la hora de denunciar el abuso causado por el padre o padrastro, porque conlleva sentimientos encontrados. El incesto constituye una situación compleja, en tanto el abusador es un miembro significativo de la familia que cumple además con el rol proveedor.

En estos casos suele ser habitual que la familia considere que lo mejor es resolver el problema internamente, para evitar el escándalo, la vergüenza y la desintegración de la unidad familiar.

También es común que tras una denuncia de este tipo, la familia se niegue a continuar el proceso debido a las presiones, amenazas y al temor de perder el apoyo económico de la persona agresora.

La denuncia del hecho: La solidaridad y ayuda efectiva

Un gran porcentaje de casos de abuso sexual incestuoso atendidos por los CEMs no fueron denunciados por las personas afectadas ni por los familiares que tuvieron conocimiento oportuno del mismo; muy por el contrario fueron detectados en ámbitos externos como la escuela, parroquias, ONG y centros de salud.

Sin embargo, los padres de los niños o adolescentes sí denuncian y buscan apoyo, cuando el abuso sexual ha sido cometido por una persona ajena a la familia.

Que nos queda por hacer

En situaciones de abuso sexual, la principal acción es la denuncia del hecho y la búsqueda de ayuda profesional para las víctimas.

Es imperativo reforzar la investigación en ese campo, trabajar en la prevención para detectar situaciones de riesgo tanto en la calle como en el hogar; mejorar la atención de la problemática con medidas eficaces y generar corrientes de opinión sancionadoras de los hechos de violencia sexual.

CAPITULO I
MARCO TEÓRICO CONCEPTUAL

1.1 LA FAMILIA COMO FUNCIÓN PROTECTORA EN LA FORMACIÓN DE LOS HIJOS

Actualmente la controversia por definir con precisión la definición de familia es totalmente variable, originado por los diferentes enfoques y tendencias que existen, sin embargo sobre todos aquellos aportes se sustraen características generales que sobreviven y no dejan de revelarse a través de los tiempos, a cerca de qué es la familia y sus funciones, sin embargo se a tomado en cuenta aquellas que son de base para el planteamiento de la presente investigación.

1.1.1 Definición de la Familia

Se ha tomado en cuenta las siguientes opiniones:

Para Peñaherrera & Bustamante (1996), la familia es un conjunto constituido por dos o más personas que residen en el ,mismo lugar, que mantienen entre si relaciones afectivas, de amor, respeto, solidaridad, confianza, protección, etc. y que comparten una cultura y se organizan alrededor de reglas, roles, diferenciados, tareas, obligaciones y responsabilidades. Estos últimos están orientados a la preservación y desarrollo del grupo y los individuos que los componen; actuando como el principal agente de socialización.

Según la Guía del Ministerio de Educación (1998), la familia es como una sociedad natural, conformada por un conjunto de personas unidas por vínculos de afinidad, consanguinidad, afectividad y convivencia en un hogar común, que enfrentan similares problemas, tienen los mismos fines y buscan satisfacciones recíprocas. Se entiende:

Por afinidad: a la elección mutua del hombre y mujer para vivir juntos, sobre la base de afecto y la compresión, de la a tracción física y espiritual y del respeto a los valores y normas que la sociedad establece par el fin.

Por consanguinidad: a la relación de parentesco que existe entre personas que descienden de un tronco común, es decir entre familiares como abuelos, padres, hermanos, tíos, primos, etc.

Por afectividad: a los sentimientos de amor conyugal, filial y fraterno, así como los de solidaridad, cooperación y reciprocidad entre sus miembros. Estos lazos afectivos cuando esta presentes enriquecen la convivencia familiar, pero cuando se debilitan dan paso a resentimientos, incomunicación, incomprensión y autoritarismo que limitan y empobrecen la vida familiar.

Por hogar: a la convivencia de la familia en un ambiente que le da unidad.

El Diccionario de sociología de Theodorson & Theodorson (1998), conceptualiza a la familia como “la unidad básica de parentesco que en su versión mínima esta formada por el marido, la esposa y los hijos. En sentido amplio el término se refiere a todos los parientes que viven juntos o que son reconocidos como una unidad social, incluidos los miembros adoptados”.

Ofrecer una definición exacta sobre familia es una tarea compleja debido a enormes variedades que se presentan y a una amplia gama de culturas en el mundo, sin embargo ha demostrado históricamente ser el núcleo indispensable para la persona; por tal razón, intentando simplicidad, defino a la familia como el grupo de personas unidas ya sea por un vínculo de consaguinidad y/o ser parte de un grupo de socialización y que no necesariamente comparten un mismo hogar.

1.1.2 Tipos de Familia

Existen varias formas de organización familiar y de parentesco, entre ellas se han distinguido cuatro tipos de familias:

a. La Familia Nuclear o Elemental: es la unidad familiar básica que se compone de esposo (padre), esposa (madre) e hijos. Estos últimos pueden ser la descendencia biológica de la pareja o miembros adoptados por la familia.

b. Familia Extensa o Consanguínea: se compone de más de una unidad nuclear, se extiende más allá de dos generaciones y está basada en los vínculos de sangre de una gran cantidad de personas, incluyendo, a los padres niños , abuelos, tíos, sobrinos, primos y demás, por ejemplo familia de triple generación incluye a los padres, a sus hijos casados o solteros, a los hijos políticos y a los nietos.

c. La Familia Monoparental: es aquella familia que se constituye por uno de los padres y sus hijos. Esta puede tener diversos orígenes. Ya sea por que los padres se han divorciado y los hijos quedan viviendo con uno de los padres y por último a consecuencia de el fallecimiento de uno de los cónyuges.

d. La familia de Madre Soltera: familia desde que la madre en un inicio asume la crianza de sus hijos. En este tipo de familia se debe tener distinciones pues no es lo mismo ser madre soltera adolescente, joven o adulta.

e. La Familia de Padres Separados: La familia en la que los padres se encuentran separados. Se niegan a vivir juntos; no son pareja pero deben seguir cumpliendo su rol de padres ante los hijos por muy distantes que estos se encuentren. Por el bien de los hijos se niegan a la relación de los padres pero no a la paternidad y maternidad.

1.1.3 Funciones de la Familia

Para OPCION & PROMUDEH (2000), cada familia en la sociedad tiene una caracterización especifica que la hace diferente; no obstante, el grupo familiar mantiene peculiaridades que presentan fuerte constancia y permanencia en la mayoría de las sociedades. Asimismo, las relaciones que guarden entre si estas funciones al desarrollarse o interactuar caracterizan el perfil de cada familia. Determina como funciones las siguientes:

a. Función Reproductiva: esta función se da a partir de la concepción, y cuidados en el proceso así como también al recién nacido.

Para el Ministerio de Educación (1998) es la misión social de los cónyuges, que asegura la continuidad de la sociedad a través de la procreación, y que conlleva a otras responsabilidades que deben compartirse entre los esposos. Es necesario que el hombre brinde afectos y cuidados a la mujer durante el embarazo, en el parto y atención especial cuando nacen los hijos.

b. Función de Afecto y Seguridad: Durante la vida familiar es básicamente necesario proporcionar a cada uno de sus miembros , entre si, sentimientos de amor, afecto, protección en especial para con los que su condición física, mental y / u orgánica, no se encuentran en la capacidad de reaccionar ante cualquier circunstancia de peligro que pudiese afectar su integridad, el cumplimiento de esta función, significa una vida familiar equilibrada en la relaciones externas e internas de cada miembro ya que proporciona una buena autoestima, autoconfianza y sentimiento de realización personal.

El Ministerio de Educación (1998) apela que el afecto es lo más importante en la familia, por que es la expresión de sentimientos de amor, respeto y confianza entre padres e hijos, entre Esposos y los miembros de la familia y esta presente en todas nuestras actitudes: cuando nos damos un beso nos acariciamos, abrazamos o nos decimos frases halagadoras y reconfortantes, haciendo que cada miembro de la familia se sienta fortalecido y valorado.

c. Función de Protección Económica: se hace necesario para proporcionar al hogar los recursos físicos indispensables para la supervivencia como alimentación, salud, vestido, vivienda, educación y otras necesidades secundarias, en esta función intervienen cada miembro a través de la comprensión de la realidad económica y colaboración en conjunto, en la economía del hogar, para el ahorro y organización etc.

d. Función Educadora: Se cumple al apoyar a los miembros en su formación moral, espiritual y social a través de los consejos, orientaciones, estableciendo normas, pautas impartiendo disciplina, en especial a través del ejemplo de aquellos quienes representan el modelo a seguir como por ejemplo los padres , asimismo apoyar a los hijos en sus deberes escolares.

e. Función Socializadora: La familia juega un papel esencial en la socialización de los hijos y todos sus integrantes ya que a través de la convivencia se transmite normas, pautas de comportamiento, habilidades y destrezas que al exteriorizarse a través de la interrelación en los diferentes espacios de vida de cada individuo les permite responder ante la sociedad, originándose una interrelación positiva o negativa.

f. Función Recreativa: Como parte dela vida familiar, el ocio juega un rol importante ya que representa aquel espacio compartido de tranquilidad e integración, para compenetrar y proporcionarse confianza entre si , esto puede resultar tan sencillo como a través de paseos por el campo, un juego de mesa, reuniones sociales o una película en televisión, etc tomando en cuenta este último no se convierta en la única forma de diversión.

1.2 ABUSO SEXUAL

El abuso sexual es un problema que muchas veces permanece socialmente silenciado e impune y que no se enfrentaba con medidas adecuadas y/o coherentes. En este sentido se debe formular una “concepción integral” del abuso sexual en niños(as) y adolescentes que a continuación vamos a plasmar con las concepciones de diversos autores.

1.2.1 Definición del Abuso Sexual

Entre los principales exponentes tenemos a:

El Programa Nacional contra la Violencia familiar y sexual del Promudeh (2002), nos explica que es toda acción violenta, o no, que involucra a un niño, niña o adolescente en euna actividad de naturaleza sexual que, por su edad y desarrollo no puede comprender totalmente, no esta en condiciones de realizar y no puede tener su consentimiento libre. Esta acción puede incluir contacto físico o no y esta dirigida a la satisfacción de otra persona, que se encuentra en una situación de ventaja frente al niño o niña por su edad, por su fuerza, poder o capacidad.

Desde el punto de vista de Galdos (1995), es toda aquella actividad sexual que un adulto impone, sea con engaños, chantaje o fuerza, a una persona que no tiene la madurez mental o física para entender de lo que se trata. El abuso sexual es cometido por alguien que tiene dominio sobre otra persona, ya sea por que tiene más fuerza, jerarquía o está en una situación que le da poder; tutor, profesor, jefe, padre tío, etc. En la mayoría de los casos, el abusador es una persona conocida, del propio entorno, o de la familia; precisamente, muchos aprovechan la situación de confianza para abusar.

Por otro lado Trejo (2002) opina que el abuso sexual es una situación de uso excesivo, de sobrepasar los límites en las relaciones sociales, afectivas y culturales entre adultos niñas y niños adolescentes, transformándolas en relaciones sexuales, genitalizadas violentas y criminales que causan daños a las víctimas.

Por consiguiente, opinamos que el abuso sexual es una de las diversas formas maltrato a niños y adolescentes, desde los primeros años de edad se le enseña al niño a cuidarse para que no se hagan daño y no les hagan daño. Pero no hablamos abiertamente sobre como actuar en caso de un abuso sexual, cuando la mejor forma de prevenir es proporcionarle una información adecuada a su entendimiento sobre este tema.

1.2.2 Tipos de Abuso Sexual

Para desarrollar este punto nos hemos basado en el Seminario realizado en el 15 y 16 de mayo de 2002 por el Centro de Emergencia Mujer de Barranco donde se establecen los siguientes tipos de abuso sexual:

A. De acuerdo a la actividad abusiva

A1 Sin contacto Físico:
A2 Contacto físico, excepto penetración:
A3 Penetración:

B. De cuerdo al agente de abuso

B1 Desconocido:
B2 Conocido de la familia y/o el niño:
B3 Parte de la familia

1.2.3 Abuso Sexual Incestuoso (ASI) o Incesto

Según la bibliografía revisada existen diversidad de ideas y conceptos sobre la temática, nosotros citaremos a los más importantes.

De acuerdo a Galdos (1995), el Abuso sexual incestuoso es cualquier interacción sexual entre un niño o niña y un adulto/ a con el que ellos tienen una relación familiar.

Asimismo, Barudy (1998) afirma que se da cuando el abusador es parte del grupo familiar ( padre, madre, madrastra, hermano o hermana mayor, tíos abuelos u otros miembros de la familia). Es el abuso que comúnmente llamamos incesto. Desde esta óptima se considera familia no solo a la consanguínea sino, también, a las familias adoptivas y sustitutas.

Sin embargo, Grosman (1992) en su investigación, cita a Kemper quien define ASI como “la implicación de niños y adolescentes, dependientes e inmaduros en cuanto a su desarrollo, en actividades sexuales que no comprenden plenamente y para las cuales son incapaces de dar un consentimiento informado y que, asimismo, violan los tabúes sociales o los papeles familiares”. Particularmente define el Abuso Sexual, como aquella situación en que el adulto utiliza su interrelación con un menor (en relación de sometimiento) para obtener satisfacción sexual, en condiciones tales en que el o la niña son sujetos pasivos de tales actos, y pierden la propiedad sobre sus propios cuerpos.

Por lo tanto, de todo lo expuesto se deduce que el abuso sexual incestuoso es toda interacción de índole sexual con una niña, niño o adolescente, por parte de un pariente consanguíneo o que son percibidos como parientes cercanos. La connotación de abuso es capital, en tanto existe una relación desigual de superioridad y poder.

A continuación se mencionan algunos puntos de vista sobre el “incesto”

Camacho y Serrano (1994) manifiestan que la palabra “incesto” se deriva del Latín “INCESTUM” que literalmente significa impura. Una de las raíces de la palabra “pura” es latín “puras”, que significa “limpiar”. Para purificarse una se limpia. En la etiología de la palabra incesto, se encuentra entretejido el concepto de “no limpieza” en el incesto una no es pura, no se puede limpiar.

Para Guidens (1998), el incesto se refiere a las relaciones sexuales entre parientes cercanos. No todo incesto es abuso sexual, por ejemplo las relaciones sexuales entre hermano y hermana no se ajustan a la definición de abuso sexual, ya que en muchos casos no existe sometimiento por alguno de ellos.

A. Breve historia del Abuso Sexual Incestuoso (ASI)

Podemos distinguir las siguientes etapas en el proceso del ASI

A.1 El Sistema patriarcal: La Mujer como propiedad del hombre

Los sistemas de parentesco en la época civilizada, estaban basados en la transmisión de poder; poder dado por la posesión de propiedades y de otras mercancías: En ese contexto las mujeres y los niños (as) aparecen como objetos de intercambio.

En épocas anteriores, el intercambio no solo se limitaba a los bienes y mercancías si no que abarcaba también a las mujeres y a lo relacionado con la transmisión de la información. Al no definirse los límites de la propiedad las mujeres y los niños también formaban parte de los bienes del hombre.

Con el nacimiento de la familia patriarcal aparece este intercambio de mujeres y se fuerza la subordinación de estas y la división del trabajo. Al mismo tiempo esta subordinación se reafirma por la función procreadora y los roles asignados a partir de esta.

En la constitución de las sociedades patriarcales y en y en los sistemas de parentesco, el incesto esta presente en toda forma de organización social, aunque defiere de una sociedad a otra. Sin embargo algunas autoras han discutido la existencia o no del tabú del incesto en las sociedades patriarcales.

Según Camacho & Serrano (1994), quienes citan a Reed, existen tres teorías dominantes en la antropología que explican el llamado “Tabú del incesto”:

a. Teoría de la consanguinidad :

La prohibición surge de los nocivos que tienen el intercambio sexual entre miembros de la misma familia: efectos fisiológicos y deformidades congénitas. Es una manera de prevenir la endogamia. El tabú funciona como una forma de controlar la reproducción entre los parientes consanguíneos fértiles.

b. Enfoque instintivo:

La prohibición del incesto nace ante una innata aversión ante la idea del trafico sexual entre los miembros del mismo linaje o familia

c. Enfoque psicologísta:

Plantea que los miembros de una familia al crecer juntos están determinados a desarrollar una atracción mutua, lo que hace necesaria la imposición del tabú del incesto para prevenir y controlar la rivalidad sexual masculina y promover una armonía en la familia.

El tabú aparece con el advenimiento de la sociedad patriarcal y la familia patriarcal: “Un tabú dentro de la familia no puede comenzar hasta unidad de la familia patriarcal a comenzado a existir en los comienzos de la época civilizada.

El incesto y el tabú del incesto son actos de fuerza del hombre, fuerza y poder que se presenta a través del dominio, la agresión, violencia y uso del temor como medio de imponer autoridad.

A.2 La Religión como forma de legitimar las estructuras patriarcales

Al analizar las diferentes religiones también se evidencia que la subordinación de las mujeres se presenta como universal, dada por Dios y por lo tanto natural.

Dentro de las sociedades regidas por estas religiones patriarcales no es casualidad que la violación y violencia contra las mujeres, fuese cotidiano en sus vidas. Las legislaciones basadas en las normas religiosas reflejan esa mesojinea :

“El Talmud – Código de leyes que se derivó de la Torah Judía – era muy explícito cuando recomendaba que una hija debía darse como esposa cuando era “na-rah”, es decir entre los 12 y 12 años y medio de edad. Pero en otro apartado se decía que una niña de “3 años y un día” podía ser desposada por el acto sexual. La edad de tres años y un día para el desposamiento o el matrimonio nació de una vieja tradición Semita. Esta tradición dio pie a que las niñas de tres años y un día ya fuesen aptas para el sexo sin importar quien lo hiciera. El abuso sexual y la violación a niñas se daban con regularidad ya que eran consideradas como propiedad de los hombres y como tales carecían de los derechos humanos.

En el Cristianismo La Ley Canónica establecía la edad legal para el matrimonio de infantes: 12 años para la mujer y 14 para el varón. El Papa Gregorio en el siglo VI estableció que “cualquier mujer poseída por un hombre, pertenecía a él y su familia”.

A.3 La Familia Patriarcal Como Ámbito De Poder Del Hombre

El sistema Patriarcal descansa en la superioridad de la casta, clase o grupo compuesto por mujeres, los niños son posesión de los hombres.

El patriarcado exige que ese poder sea investido en los hombres y las mujeres deben servirles en posiciones de subordinación. Al ejercer este control sobre la mujer y el niño, el padre no pide permiso ni aprobación para los actos que realice toma lo que quiere y su poder lo ejerce en forma abusiva y violenta. Derivado de este poder absoluto; el incesto es una forma de organización social.

La masculinidad compulsiva, exige a los hombres que expresen fuerza, poder y dominación y que deben probarlo a través de su desdén por lo femenino. La dicotomía patriarcal de los roles sexuales, exige que los hombres sean agresivos y si es necesario violentos: y son impulsados también a separar el afecto del sexo, a ser atraídos por parejas más jóvenes y con menos poder que ellos, mientras que las mujeres son socializadas para ser pasivas y dependientes. De esta forma se va estructurando el futuro abusador que haciendo uso de esta masculinidad constituida, abusa de las personas que considera más débiles: las mujeres las niñas y los niños; además se considera dueño de las familia con la cual puede hacer y deshacer a su antojo sin que esto tenga alguna sanción social.

1.2.6 Teorías explicativas del Incesto

a. Modelo Intrapersonal

El padre incestuoso ha sido caracterizado como una hombre de inmadurez afectiva y psicosexual; es tímido e inhibido con las mujeres. La tendencia a establecer sus contactos sociales y sexuales dentro de la familia es denominado endogámico, ya que no es capas de desarrollar lazos fuera de la misma, muchas veces disconforme con su cónyuge, persigue a la hija por que no se atreve a entablar relaciones con otras mujeres; además, se le adjudica una hiper sexualidad unida a una moral tradicional; entonces, ante cualquier ausencia temporaria o enfermedad de la esposa, busca el sustituto m{as cercano y fácil de seducir,: las hijas mayores; extendiéndose luego la relación a las otras hijas. También se le identifica al incestuoso como una hombre de baja inteligencia, problema psicomotrices y otras anormalidades o disminuciones físicas.

b. Modelo Socio Cultural

Dentro de esta corriente se ha sostenido que la persona que comete incesto no tiene particularidades especiales y por lo tanto, los motivos de tal acto estarían en la organización de la sociedad. Así, muchos autores asocian el abuso sexual con el bajo nivel socio económico de los victimario; consideran otros factores concomitantes como el aislamiento geográfico, promiscuidad, bajo el grado de instrucción y poca interacción fuera de la familia, unido a la ignorancia de las reglas morales en razón del retraimiento social. En esta dirección puede incluirse el llamado “padre-Patrón”, en cuya concepción el padre incestuoso no tiene estigmas psíquicos ni sociales, sino que tiene particularidades culturales. Es el padre que comete incesto por que esta convencido de la disponibilidad sexual de los propios hijos, la que solo constituye un aspecto de la total disponibilidad al a cual se halla sujeta toda la familia. Es un padre que interpreta las relaciones familiares en términos de absoluto dominio, el que supone, por ejemplo, su derecho a verificar la virginidad de la hija y a la aplicación de un control despótico sobre las relaciones de sus vástagos.

c. Modelo Psico - social

Se incluye de esta orientación el llamado “incesto marital” , en el cual, por una evaluación de la relación padre e hija compartida durante muchas horas, surge el amor carnal y la ternura, llegando a ser verdaderos amantes. Otros autores se refieren a una familia con una cultura sexual “desenvuelta” y minimizan la importancia de la privacidad; los hijos presencian las relaciones entre sus padres y se debilita la fuerza del tabú del incesto. En este sentido, se ha llegado a afirmar la posibilidad de una evolución histórica de incesto a partir de los nuevos hábitos que conducen a una mayor naturalidad en la relación de los padres e hijos modernos.

El incesto también es explicado, dentro de esta corriente, como el resultado de la desorganización familiar, aparece solo como un aspecto dentro de una situación completamente caótica.

Igualmente representa una explicación Psicosocial el sostener que el incesto se produce cuando la hija asume prematuramente el rol de adulta y de “pequeña madre dentro de la familia”, abandonando, paralelamente, la esposa o compañera. Este cambio de rol implica para la hija una especial relación con el padre, de tipo conyugal.

Lustig y otros, citado por Grosman & Mesterman (1992), utilizan un esquema de referencia transaccional.

1.2.7 Dinámica De La Interacción Ofensor – Víctima:

Para estos autores Sanz y Molina (2004), toda relación, tanto intra como extra familiar, se inicia con la creación de un vínculo de confianza y afecto absoluto. El grado de persuasión va en aumento, hasta evolucionar en coerción franca y abierta con maniobras psicológicas amenazas y hasta castigos físicos en respuesta ala resistencia pasiva que expresa cada ves mas el menor. Cuanto mas pequeño es el niño, mas fácil es lograrlo basta con una dedicación especial: Juegos, regalos y un poco de tiempo compartido; entre la pubertad y la adolescencia, el grado de “soborno” emocional es mayor, y el trabajo de colocar al niño(a) en el lugar del favorito exige mas inversión de tiempo. El proceso de “preparación” de la víctima, sobre todo en caso de incesto, es llamado por algunos autores “estrategias de seducción y preparación” para el incesto este proceso se inicia de la siguiente manera:

• Confianza: El establecimiento de confianza es importante ya que cuanto mas estrecha menor es el riesgo de develamiento, generalmente se presenta con el ofrecimiento de regalos, salidas, dinero, compartir salidas o actividades especiales así mismo le asegura constantemente que lo que ellos hacen no le hará daño.

• Favoritismo: Otra maniobra importante en el proceso de seducción es colocar a la víctima en el lugar del “favorito”(a); suelen sentir que lo tratan de una manera “especial” usualmente sienten que son las mejores y más queridas en la familia; a lo largo de este proceso se van borrando deliberadamente los roles tradicionales padre e hija, los límites generacionales se van confundiendo y la niña comienza a vivir un proceso que determina un manejo posterior distorsionado del poder en las relaciones humanas. La semilla de la manipulación vincular, va sembrándose, hasta quedar instalada en la adolescencia, en donde la joven, aprenderá a manipular los deseos de su padre y los suyos propios, a través de los deseos sexuales. Ella también controlara al padre mediante esta vincularidad sexualizada, obteniendo lo que ella quiere o necesita. Ser la o el “favorito” (a), intocable es un proceso difícil de desarticular una ves interrumpido el abuso.

• Alineación: Una consecuencia del favoritismo es la alineación que sufre la víctima del resto de su familia: alineación de la madre por la inversión de roles en que la coloca el padre; de sus hermanos por el trato diferencial que ven como injusto; del resto de sus pares sociales ya que el padre ejerce control y dominación en su mundo exterior, aislando así posibles fuentes de ayuda, reforzando la dependencia y el sentido del “entrampamiento”.

• Secreto: empiezan relaciones adversas al amor y es en esta etapa generalmente que el menor se va dando cuenta de la s actitudes y conductas posesivas, limitantes, amenazantes y hostiles para resguardar la relación. El controles ejercido a través de gestos, miradas y códigos establecidos que presionan para silenciar, hasta las amenazas explícitas.

• Violación de los Límites Personales: En este proceso de preparación se dan lugar a ciertos indicadores a cerca de interacciones inapropiadas entre padre e hija(o) en esencial reflejan una intromisión en la intimidad del menor. Un extremo apego y confidencia entre ambos se reciben muchos regalos y favores del padre, se convierte en la única persona de confianza; esto da paso al aislamiento de la hija de otras personas significativas de su entorno; se presentan de mandas de compañía y afecto; desarrollo de un código común de codificación entre padre e hija con exclusión de otras personas (“ella” solo se entiende con el padre o mejor que con los demás; intrusión del padre en actividades que deben ser de total intimidad de la hija como: intromisión en el baño, al vestirse, en las conversaciones íntimas de la hija, confección de secretos íntimos (como el dar a conocer el periodo de menstruación de la menor); finalmente puede observarse un clima de creciente tensión y aprehensión en la relación entre padre e hija producto de la intimidación creciente para mantener el secreto.

1.2.8 Ciclo del Abuso Sexual Incestuoso

De acuerdo con Sanz y Molina (2004), la conducta sexual desviada es según este modelo, un ciclo compuesto por varias fases:

1.- Estado Afectivo, Patrón Desviado De Excitación Con Fantasías Masturbatorias: Puede iniciarse por algún estado afectivo no necesariamente relacionado con la situación como por ejemplo la ansiedad, depresión por pérdida del trabajo, rasgos antisociales, etc. toda aquella situación o estado que predisponen al ofensor a gratificar su necesidad de control y poder.

2.- Intenciones O Decisiones Aparentemente Sin Importancia: Se caracteriza por una “mentira interna”, el tratar de convencerse así mismo de sus actividades para tener acceso al poder y control no están relacionados con una con una intención de agresión sexual ya que toman acciones concientes e inconscientes, que son de alto riesgo para el abuso por ejemplo, para el abusador intrafamiliar, arreglar los horarios de trabajo a fin de permanecer en casa en os momentos de menos supervisión de otros adultos.

3.- Factores De Alto Riesgo: Son todos los factores o situaciones que van a permitir al ofensor “preparar” a la víctima para la participación, o en el caso de violación, será el preparar la situación.

4.- Selección De La Posible Víctima: En el caso de abuso intrafamiliar, la predilección puede darse debido a la cercanía en relación o directamente por que alguno de los hijos (as) esta más disponible y/o vulnerable que otro.

5.- Fantasía Desviada Y Planeamiento: El agresor sexual que es conciente de planear un acto sexual desviado puede iniciar el ciclo con fantasías masturbatorias; en cambio, el agresor que esco0nde el cinismo la verdad, intención o motivación del acercamiento puede utilizar la fantasía sexual. El planeamiento puede ser activo: cuando se desarrolla en base a la manipulación y cohesionar directamente a la victima seleccionada; y será pasivo, dándose la misma actitud pero el agresor enmascara la situación como si se tratara de otro propósito, como la protección y afecto, hacia la víctima.

6.- Preparación O Coerción: Son las maniobras manipuladoras que usara para convencer a la víctima la coerción puede darse de forma física o psicológica.

7.- Agresión Sexual U Ofensa Propiamente Dicha: El tipo de agresión sexual va cambiando en el transcurso del tiempo; los agresores sexuales suelen iniciarse en la adolescencia así mismo las actividades sexuales, desde las menos intrusivas hasta las más íntimas por ejemplo un abusador voyeurista casi siempre terminan convirtiéndose en violaciones, así mismo ocurre con el incestuoso desde las miradas, caricias hasta el coito.

8.- Mantener El Secreto: A fin de evitar consecuencias legales y sociales, el agresor debe asegurarse de que la actividad se mantenga en secreto ya sea por medio delos regalos hasta la coerción psicológica y física.

9.- Culpa Remordimiento Y Vergüenza: El estrés de los estados depresivos el remordimiento e incluso la aparición del riesgo de suicidio puede devenir una vez develado el secreto, sin embargo se debe ser cauto y no adoptar una posición ingenua creyendo que el remordimiento va a prevenir la recurrencia del acto ya que es totalmente inefectivo para controlar la conducta

10.- Distorsiones Cognitivas: Expresiones de pensamientos erróneos como “no puedo parar”, incapacidad para considerar el daño ocasionado a otro, pueden ser usados a fin de justificar y minimizar su conducta. Estos conceptos, resumen y aportan a la concepción del origen del abuso en base a las características propias del ofensor es importante diferenciar todos aquellos factores que se constituyen necesarios y suficientes para causar el abuso y aquellos que incrementan su probabilidad de ocurrencia. Los factores situacionales pueden contribuir a activar los factores predisponentes o para el desencadenamiento del abuso, de modo que la perdida de estabilidad emocional y sexual ocasionada por el divorcio puede activar la atracción sexual hacia el niño y provocar una reacción emocional de pérdida y desolación que afecte la inhibición de los impulsos.

CAPITULO II
ABORDAJE PSICOSOCIAL DEL ABUSO SEXUAL INCESTUOSO

2.1 EL Incesto en la Familia desde la Perspectiva Psicosocial

La familia es el primer agente de socialización del individuo. El niño desde que nace hasta que abandona el hogar en su juventud ó adultez ha recibido una influencia social de casa a casa; de afecto ó de incertidumbre; y lo que el sujeto haga fuera de la familia es producto del hogar.

Por lo que se deduce que el papel de la familia es de una importancia en la configuración de la personalidad del nuevo ser, pues este actuara con los modelos, ideas y conceptos que ha recibido en el medio familiar.

2.2 Perfil de los protagonistas del Abuso Sexual Incestuoso

Dentro de este marco e creído conveniente esclarecer como se da interrelación y como son los protagonistas en caso del incesto sin abuso sexual, como es más común entre hermanos y poder dar un margen de diferencia entre una relación incestuosa de este tipo pero con abuso; consecuentemente se podrá reconocer una similitud en los perfiles del hermano abusador y el padre incestuoso.

2.2.1 Incesto Entre Hermanos:

Sanz y Molina (2004) Una relación incestuosa entre hermanos puede iniciarse a una edad temprana como una exploración sexual o juegos en donde los participantes actúan de forma consensuada y dada la mínima diferencia de edades no es posible identificar a un agresor y víctima. En la mayoría de familias con esta situación se suele identificar, presiones emocionales o roles confusos en el ambiente familiar o desordenes severos de personalidad de los padres que impiden un apropiado y nutriente ambiente afectivo por la cual los hermanos se vuelcan uno en el otro como refugio frente a la falta de cuidado, protección y afecto para hacerle frente a sentimientos depresivos, aislamientos, soledad o descarga de ansiedad y tensión. Paralelamente bajo alguno de estos factores mencionados puede darse también el incesto entre hermanos, de forma violenta y abusiva sometiendo al mas vulnerable, para la gratificación de sus necesidades sexuales, poder y control; en estos casos es posible encontrar que el adolescente agresor a sido victima de abusos anteriores o en otros casos de malos tratos físicos.

En los casos de incesto entre hermanos al analizar el funcionamiento de las relaciones familiares se pueden identificar uno o más factores de riesgo que predisponen la conformación de un ambiente propicio para desarrollar la conformación de un ambiente propicio para desarrollar este tipo de relación por ejemplo: la carencia afectiva en la vida de un infante en donde la exploración sexual es parte de su desarrollo psicosexual puede con llevar a una relación afectiva distorsionada con otro infante de su entorno familiar que a su ves vive la misma situación, ya que los tocamientos y caricias que en primera instancia no pertenecen a una conciencia de perversión sin embargo les produce placer y entendimiento entre si, si no fuese detectada y afrontada por los padres puede continuar hasta la adolescencia; sin embargo estas conductas que pueden haber sido descubiertas de forma casual con la exploración sexual, pueden haber sido captadas de alguna forma de actividades sexuales de parejas sexualmente activas dentro del hogar; de ahí se deriva el caso de hacinamiento por ejemplo a causa de la pobreza, que como tal impide tener cada quien sus espacio propio de intimidad e incluso en otros casos se debe acudir al colecho por falta de recursos físicos.

La forma de vida violenta en donde se ejerce abusivamente el poder puede influenciar negativamente en el desarrollo psicosocial de un niño que al hacerse Adolescente desarrolla la misma actitud violenta aprendida y busca , tanto fuera como dentro de su entorno familiar al mas factible de ser sometido a su voluntad y por lo tanto ejercer poder deviniendo un abuso sexual con violencia.

2.2.2 Incesto Entre Padre e Hija:

En la mayoría de familias con este tipo de relaciones esta presente la carencia de afecto y una extrema fragilidad de los lazos que las mantienen unidas, así mismo son efectivamente patriarcales. En la vida de los adultos abundan historias de abandono lo cual parece predisponer a priorizar la unión familiar patriarcal a costa de sacrificar uno o varios de los hijos y así evitar el derrumbe de la separación. El abuso sexual no es producto de la estructura de relaciones familiares si no de la predisposición interna a abusar de niños por parte del abusador, los factores causales y motivacionales pertenecen al ofensor y los situacionales que hasta lo enmarcan y lo perpetúan, del resto de las relaciones familiares incluso de las características maternas, por tal la inversión de roles es también es producida y favorecida por el padre abusador esto se ve reflejado en que es él, el responsable de la preparación de las “estrategias de seducción y preparación”, de las maniobras de aislamiento y alineación de la niña del resto de sus relaciones significativas, incluyendo la madre. El tema de la responsabilidad de las madres es uno de los más difíciles de conceptuar y predisponer a muchos errores de abordaje y evaluación: el primer tipo son las que mejor y más pronto reaccionan, toman generalmente acciones decisivas con respecto al bienestar de sus hijos y se involucran, sin embargo hay que aceptar que creer en la ocurrencia de abuso toma su tiempo, la mayoría de las mujeres son renuentes a creer que la persona que ellas eligieron para compartir una familia y compartir su vida y formar una familia es capaz de abusar sexualmente de su hija; toma tiempo juntar y decidirse a “ver” las evidencias, pero muchas de ellas reaccionan rápidamente frente al relato de la niña; en la mayoría de casos la violencia impartida a la niña también es para la madre y así ambas quedan bajo el mismo tipo de opresión, aquella opresión predisponen a otro tipo de madre quienes no logran hacer nada por ellas ni por sus hijas, ni antes ni después de develado el abuso, bajo un concepto de sumisión y resignación ya que descienden de un historial de abusos desde la infancia y lo han asumido como forma de vida “normal”, así mismo otra de las causas de su silencio puede ser una deficiencia cognitiva que le impide darse cuenta de la situación como por ejemplo el haber sufrido también de abusos sexuales en la infancia por tanto se cierran a las evidencias; el siguiente tipo de madre es la que se involucra activamente en el abuso de sus hijos, como parte de juegos perversos en donde participan múltiples perpetradores, el sexo es compartido en grupo. Los hijos son sometidos a las prácticas grupales, estas madres detentan un componente perverso tan importante como el de sus parejas, muchos de los antecedentes de ellas esta enmarcada por experiencias de victimización, humillación y sometimiento a castigos físicos muy severos; el último tipo de madres son aquellas quienes “omiten accionar” pese a que ven el abuso y lo hacen de manera conciente, a diferencia del segundo tipo de madres, presentan disturbios mas severos de la personalidad donde pareciera ponerse en marcha un dispositivo mediante el cual ellas actúan con desprecio y hostilidad hacia sus hijos, por intermedio de “otro”, disocian sus propios sentimientos y los proyectan en “otro” que es quien ejecuta, muchas veces participan elaborando la preparación del abuso.

En el caso de incesto entre padre e hija, se refleja claramente una relación de abuso y poder, al margen de cómo se originó o cuales son las situaciones que lo facilitan; el padre es responsable sin embargo las responsabilidad se acorta en el caso de existir algún tipo de deficiencia mental que sea el causal, por tal el rol de cada miembro de la familia en especial la madre, es importante ya que depende de ellos para afrontar la situación.

2.3 Factores Asociados al Abuso Sexual Incestuoso

2.3.1 Enfermedad Mental O Retraso Mental :

Sanz y Molina (2004), si alguno de los progenitores y/o tutores del menor presentase dificultades mentales que limitasen el control de los impulsos, cualquier miembro de la familia que fuese vulnerable estaría en riesgo de ser sometido a sus reacciones o paralelamente representaría una debilidad en el rol protector de la familia ya que no se encontraría en la capacidad de proporcionar seguridad y bienestar y afrontar situaciones que pongan en riesgo el sistema familiar. Sin embargo el riesgo seria mayor si fuese el niño el discapacitado mental ya que seria vulnerable por no entender las consecuencias perjudiciales de la interacción sexual con un adulto y en su condición sufriría mayor resistencia a ser creído si decidiese relatar lo que pasó.

El bienestar del ser humano implica tener las condiciones necesarias para su máximo desarrollo integral en especial en los primeros años de vida, en donde por orden natural es en mayor grado vulnerable, poco autosuficiente en incapaz de afrontar productivamente cualquier situación de riesgo; una persona con retardo mental, presenta estas características y si su entorno no le proporciona la mayor seguridad lógicamente al igual que un niño, es factible de ser sometido a cualquier tipo de abuso, así mismo incapaz de brindar garantías de protección al grupo familiar, de la misma manera si presentase otro tipo de problemas psicológicos, que en ves de pasividad resultara ser agresivo, significaría un ambiente de riesgo, para cualquier miembro de la familia en especial, un infante o una persona con retardo mental.

2.3.2 Factor Socioeconómico:

Galdos (1996), refiere que la pobreza, el hacinamiento que por ejemplo impide tener habitaciones separadas, etc son factores que incrementan o facilitan el abuso sexual dentro de la familia pero no son la causa, de otra manera todas las familias de condiciones pobres que comparten una misma habitación, etc. serian abusados sexualmente.

El hacinamiento da paso a la cohabitación incluso muchas veces el padre la madre o ambos comparten la misma cama con sus hijos; esta situación no permite disponer a cada miembro de su espacio e intimidad, mas bien le es factible al menor de presenciar la sexualidad de los padres en una etapa de su vida que no comprende lo que sucede e interpretar y asimilar de manera incorrecta aquellos eventos, además se crea un ambiente estimulante para desarrollar sus impulsos sexuales dentro de la familia.

Por otro lado Sanz y Molina (2004) afirman que la violencia familiares de alto riesgo para este problema; un ambiente de control y poder abusivo, asimismo la presencia del maltrato físico y/o psicológico por parte del adulto no ofensor ubica al agresor en una situación de extrema vulnerabilidad ya que implica la ausencia de protección y empatía en el entorno familiar.

En caso de abuso sexual intrafamiliar la persona violentada al no permitir un ambiente de apoyo y protección debido al ambiente de estrés y violencia, se hará difícil una revelación del problema dando paso a la continuación del sometimiento o huir del hogar, originándose problemas sociales paralelos; este ambiente de confianza, no protección, ni respeto, por el contrario puede agravar la situación si se decidiese revelar, que no se tiene una manera positiva de afrontar los problemas.

2.3.3 Carencia De Afecto:

La falta de atención y cariño a cada uno de los miembros de la familia, puede ocasionar la obsesión afectiva por algún otro miembro de la familia. La falta de pareja de una persona puede ser causa de incesto debido a que algunas veces esta tiene baja autoestima y se refugia en un pariente con el cual puede involucrarse sentimentalmente.

En la familia la carencia de afecto genera una sensación de soledad que es llenada con atenciones que puede ofrecerse algunos miembros entre si pudiendo convertirse en una relación incestuosa y ser aceptada y mantenida por pareja.

La necesidad de afecto puede ser tan grande, que a veces un miembro de la familia puede estar dispuesto a pagar el mas alto precio a cambio de una simple caricia, mas aún si no se tiente experiencias frecuentes de buen trato, reconocimiento y respeto. Si las niñas y niños no tienen experiencias de aceptación, pueden aceptar y responder las propuestas del primero que les ofrezca un poco de adulación.

“...El descuido de los padres hacia sus hijos es una causa de incesto, en donde el perpetrador generalmente es una adulto que esta al cuidado de la víctima, el mártir es especialmente una infante, un pequeño que no se da cuenta de los progresos sexuales de su protector, esencialmente si el consumador solo desea mostrarle cariño y afecto. La víctima del incesto usualmente guarda silencio, sin buscar ayuda, por el abuso y las persistentes amenazas”.

En un ambiente carente de afecto se dificulta la confianza e identificación entre los miembros sometido bajo, por tal en ocurrencia del abuso sexual infantil no se tendrá como opción el confesarle a alguno de los miembros de la familia sobre la situación de abuso, mas aun si se encuentra sometido bajo presión.

2.2.4 Alcohol Y Drogas:

Sanz y Molina (2004), Hay una alta correlación entre el consumo de sustancias y el abuso sexual. El ofensor puede hacer uso de alcohol y/o drogas como medio desinhibidor o para calmar la culpa producida por los actos abusivos. Cuando es la madre quien hace uso de estas sustancias, se encuentra inhabilitada para ejercer la función de protección. En una familia donde hay abusos de sustancias los hijos son vulnerables a abusos tanto intra como extra familiar y la víctima puede ser alcoholizada como parte del abuso.

Como manifiesta los autores existe un ambiente de riesgo ya que el alcohol puede inhibir hasta el grado de quedar totalmente indefenso y no reaccionar en lo absoluto ante cualquier situación de riesgo o desinhibir alterando el estado mental de tal forma de convertirse en una persona violenta y sin control de sus impulsos físicos, mentales y sexuales.

2.1 Consecuencias del Abuso Sexual Incestuoso

2.4.1 Síndrome Del Post – Incesto:

Camacho y Serrano (1994), el síndrome de post – incesto no ha sido estudiado los suficiente. Sin embargo a partir de las experiencias de las personas muchas de ellas mujeres se pueden rescatar cuatro aspectos básicos para poder entender que es lo que ha pasado a la sobreviviente del incesto:

1.- Culpa: La víctima del incesto tiende a culparse por el abuso sufrido; al condenarse así misma bloquea el conocimiento de su victimización; es decir, evita el conocer como se dio el abuso y darse cuenta de que algunos en que ella confiaba y amaba, la ha lastimado esto responde a uno de los valores patriarcales: son acusadas y/o co- responsables de esta violencia. Ya sea por que “no hicieron nada” para evitar la agresión o porque les “gusta” ser agredidas.

2.- Responsable Del Incesto: Este aspecto se deriva del anterior; sin embargo la “libera” de una realidad aún más madura como es el sentimiento de impotencia: “es menos amenazador verse así misma como algo en cierto modo responsable y por lo tanto culpable, que admitir que se es básicamente importante y por ende, víctima de una situación que se encuentra fuera de control”.

3.- Autoestima: La víctima crece sintiéndose como si algo dentro de ella es pútrido, desagradable esta sensación es habitual para la experiencia de post – incesto; el sentirse sucia se vuelve parte de su carácter, simultáneamente se siente mala y responsable la poca autoestima que posea en lo que ella puede hacer por los demás mas no en su propia creencia sobre su dignidad; cree que no vale nada y que esta marcada de por vida, piensa que no es digna de amor, que nadie puede quererla, espera que la traten mal por que se lo merece; “tiene que ser castigada por la falta que ha cometido”.

4.- La Ira Y La Rabia : Sentimiento Difíciles Pero Necesarios.

Ha sido lastimada una y mil veces por aquella persona (as) que amaba y en las cuales confiaba. En su infancia, no tubo oportunidad de desarrollarse como una niña feliz y construir un futuro más seguro y esperanzador. Sin embargo y a pesar de esta realidad ha aprendido dos lecciones principales sobre la ira: significa peligro para ella y es una emoción “fuera de control” para el abusador. La expresión de cualquier tipo de ira puede dar como resultado mayor abuso, llevándola a la conclusión: “si yo me enojo seré más lastimada”. De esta manera aprende que no deberá mostrar su ira, que deberá mostrársela para si misma. Con el tiempo esta ira podrá expresarse en dos extremos: incapacidad para reconocerla, poseerla, o expresarla, (lo que implica una no exteriorización de sus emociones) o una ira constante y distorsionada (razón muchas veces de actos antisociales o autodestructivos).

BIBLIOGRAFÍA

1. Bureau Intenational Catholique de L’Enfance – BICE (2000). Violencia sexual infantil. Prevención e intervención en crisis. Manual de Capacitación. Save the Children; Bice, Montevideo, Uruguay.

2. Camacho, R. & Serrano, E.(1994). El abuso sexual incestuoso: Entre el dolor y la esperanza. Instituto Latinoamericano de Naciones Unidas para la Prevención del delito y Tratamiento del Delincuente. San José, Costa Rica.

3. Centro de Estudios Sociales y Publicaciones – CESIP (1996). La detección y el registro de casos. Caritas Nederland, Lima, Perú.

4. Centro de Estudios Sociales y Publicaciones – CESIP (1999). Taller de Capacitación “Podemos detener el dolor: Intervención Terapéutica en la atención de casos de maltrato y abuso sexual infantil”. Caritas Nederland, Lima, Perú.

5. Cole, P., Oyague M. & Valdivieso, M. (2003). Incesto y abuso sexual infantil: Un enfoque desde la psicología preventiva. Ministerio de Salud, Lima - Perú.

6. De la Cruz, R. & Chávez, M. (1997). Intervención sistémica en el maltrato infantil y violencia intrafamiliar. Pautas para el abordaje terapéutico. CEDRO, Lima, Perú.

7. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia - Unicef (2001). Aprovecharse del abuso. Una investigación sobre la explotación sexual de nuestros niños y niñas. División de Comunicaciones, New York, Estados Unidos.

8. Galdos, S. (1995). Mi cuerpo es mi territorio. Pautas de Prevención del Abuso Sexual hacia los niños y las niñas. Movimiento Manuela Ramos, Lima, Perú.

9. Grosman & Mesterman (1992). Maltrato al Menor. El Lado Oscuro de la Escena Familiar. Editorial Universidad, Buenos Aires, Argentina.

10. Iglesias, M. (2001). Intervención terapéutica. Manual de reflexión y procedimientos para la atención de casos de maltrato y abuso sexual infantil. CESIP, Lima, Perú.

11. Ministerio de Educación. Programa Nacional de Educación Sexual (1999). Educando para prevenir el abuso sexual para docentes y padres de familia. Fondo de Población de Naciones Unidas, Lima,. Perú.

12. Ministerio de Educación. Programa Nacional de Educación Sexual (1998). Guía de educación familia y sexual para la orientación de padres de familia. Editorial Escuela Nueva, Lima, Perú.

13. OPCIÓN & PROMUDEH (2000). Violencia familiar desde una perspectiva de género: Consideraciones para la acción. NAS, Lima, Perú.

14. Peñaherrera Sánchez, E. & Bustamante Chávez, I.(1996). Escuela de Padres. Módulo Para Promotores de Salud Integral. Ministerio de Salud. Sub Programa Nacional de Salud Escolar y Adolescente, Lima, Perú.

15. Prevención y recuperación psico – social de las niñas víctimas de la Explotación sexual comercial (2005). Sin Editorial, Lima, Perú.

16. Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual - MIMDES (2004). Maltrato y abuso sexual en niños, niñas y adolescentes: una aproximación desde los casos atendidos en los Centros de Emergencia Mujer. Industrias Gráficas Ausangate, Lima, Perú.

17. Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual. Centro de Emergencia Mujer (2002). Seminario “Estrategias de prevención en violencia familiar y sexual”. Promudeh, Lima, Perú.

18. Sanz, D. & Molina, A. (2004). Violencia y abuso en la familia. Editorial Hvmanitas, Buenos Aires, Argentina.

19. Theodorson, G. & Theodorson, A. (1998). Diccionario de sociología. Buenos Aires: Editorial Paidos.

20. Trejo, M. (2002). Formas de violencia sexual. En Barboza, L. & otros. Violencia sexual infantil. Editorial Tradinco, Montenvideo, Uruguay.

21. Yáñez de la Borda, G. (1996). Las huellas de la impunidad. Abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes. Manuela Ramos, Lima, Perú.

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento. Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Luis Pedro Menacho Chiok

Especialista en Bibliotecología del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social - MIMDES. Bibliotecario Profesional (Ex - Escuela Nacional de Bibliotecarios de la Biblioteca Nacional del Perú) Lic. en Bibliotecología y Ciencias de la Información (Univ. Nac. Mayor de San Marcos) Bach. Profesional en Administración de Empresas (Instituto "Argentina") Maestría en Administración (Univ. Nac. Federico Villarreal)

lmenachoarrobamimdes.gob.pe

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.